domingo, julio 02, 2006

La pasión de Quentin

No, esto no es otro relato corto ni mucho menos un relato erótico, como ya estaréis pensando algunos. Por si no queda clarlo lo que sale en la foto, la señorita de arriba es Salma Hayek, y el caballero de abajo es Quentin Tarantino, ambos en Abierto Hasta El Amanecer, de colega de Quentin Robert Rodriguez. ¿Y por qué os pongo esto? Vayamos al grano.

Un colega mío me dijo una vez que la noche anterior había visto Jackie Brown y había descubierto algo insólito: Quentin Tarantino es un fetichista de los pies. No hizo falta que me dijera por qué, empecé a recordar sus películas y había evidencias en casi todas:

-
Pulp Fition. En el que considero el mejor trabajo de toda su carrera encontramos el ejemplo más claro (tal vez porque es su película más personal). En la escena en la que John Travolta y Samuel L. Jackson suben al apartamento de los pringados eso, mientras se mentalizan debaten sobre los masajes en los pies. Más tarde, cuando Travolta recoge a Uma Thruman para salir a cenar al Jack Rabbit Slims, ella va (y de hecho sale así) descalza. Cuando Bruce Willis huye del ring en taxi, se ve un plano del pie de la taxista, con las uñas pintadas, pisando el acelerador.

-
Jackie Brown. Mi coega tiene que ser un lince, porque se dio cuenta de la debilidad de Quentin con una escena que para nada transmite sensualidad. Como la película está basada en una novela, se ve que Tarantino no pudo meter las referencias a los pies que le hubieran gustado, pero hizo lo propio en una sola escena: cuando están Samuel L. Jackson y Robert De Niro hablando de negocios en casa del primero, el segundo está tomando un trago y deja el vaso en la mesilla del salón, sobre la cual la chica de Samuel tiene los pies apoyados. Ella, no se sabe muy bien si por putear o por aburrimiento, se pone a rozar con los dedos de los puies la boca del vaso.

-
Abierto Hasta El Amanecer. Ésta película no la dirigió él, pero la escribió, y seguramente sabiendo de antemano que además interpretaría al psicópata Richard Gecko, por lo que no sólo hay referencias más claras a los pies, sino que también involucran directamente a su personaje. Después de que los hermanos Gecko hayan secuestrado a la familia Fuller y vayan todos en la carabana, Quentin se queda hipnotizado con el cuerpo de Juliette Lewis y, entre otras cosas, con su dedo gordo del pie. Cuando están en La Teta Enroscada y Salma Hayek nos deleita con un sensual baile, se detiene en la mesa en la que están los protagonistas y le coloca a Quentin el pie en la boca derramando por su pierna la botella de tequila (como vemos en la foto) para que él beba.

-
Kill Bill. En esta peli Tarantino vuelve a trabajar con la que creo que es su actriz favorita, Uma Thruman. Aquí creo que se modera un poco porque ya ha dado demasiadas pistas sobre su debilidad y no querrá que los frikis enfermos como yo lo acusen de pervertido. Cuando Uma despierta del coma y se hace con la Coñoneta de Buck, se tumba en el asiento trasero de esta e inenta rehabilitarse las piernas empezando por el dedo gordo del pie. En otra escena, cuando está en Japón, le va pisando los talones en moto a Julie Dreyfus, la cual conduce la limusina la que va Lucy Liu, aparece un plano del pie de Julie exáctamente igual que el que aparecía en Pulp Fiction con el pie de la taxista. En el volumen 2 de la cinta, antes de la matanza en la iglesia, cuando dialogan Bill (David Carradine) y Uma, se alternan planos de los pies de ambos, el uno avanzando hacia el otro; esto tampoco podemos tomarlo demasiado en cuenta ya que se trata de un homenaje al estilo de Sergio Leone y sus míticos spaghetti westerns. Cuando Uma Thruman se está haciendo el test de embazaro, planos de sus pies descalzos en el cuarto de baño nos transmiten su inquietud.

Pues estas son las referencias a los pies que recuerdo ahora mismo. Si descrubís más, por favor, no dudeis en compartirlas con nosotros. Quizás me equivoque y esto sea como lo que dicen de que el contenido del maletín que transportan en
Pulp Fiction es el alma de Marsellus Wallas (Ving Rhames): sólo una teoría. Pero es una teoría interesante, ¿no creeis? Porque si os fijais bien, hay varios elementos que lo indican (si no habéis visto Pulp Fiction, no leais estos dos siguientes puntos):

- Marsellus Wallas lleva en varias escenas una tirita en la nuca. Según las creencias antiguas, era por la nuca por donde se sacaba el alma de las personas, de ahí que este personaje tenga una pequeña herida en ese lugar.


- John Travolta y Samuel L. Jackson, cuando recuperan el maletín, son atacados por el tipo que se parece a Jerry Senfield, el cual vacía el cargador de su revolver pero no consigue acertar ni un solo tiro. El propio Samuel dice que es un acto de Dios, y así es, ya que ellos son portadores de un alma y gozan de protección divina. Samuel L. Jackson lo reconoce, deja su trabajo y sobrevive al final de la película, pero Travolta se niega a aceptar que Dios les salvara la vida, lo que provoca la ira del de arriba. ¿Y cómo lo demuestra? Castigando al ateo en dos ocasiones: una la solucionará gracias a la inyección resucitamuertos de
Eric Stoltz (con un look muy a lo Jesucristo) y otra que le costará la vida en el apartamento de Bruce Willis.

Como veis, las películas de Tarantino dicen más de lo que parece. Esperemos que no decaiga o que, si lo hace (algunos piensan que ya ha empezado con
Kill Bill), que tarde lo más posible. No puede decirse que sea un director muy novedoso, su mayor talento es el de homenajear el trabajo de otros directores. Entonces, ¿qué tiene de genuino? Sus guiones. Diálogos brillantes, que para nada esperas en películas con temáticas como las suyas, y todo un mundo inventado por él mismo, con marcas ficticias como los cigarrillos Red Apple, las sabrosas hamburguesas Big Kahuna Burger o la línea de vuelos Air Japan. Espero tener ese talento algún día.

Por cierto, ya está preparando su nueva película junto con su amigo inseparable Robert Rodriguez,
Grind House.

No hay comentarios: