domingo, octubre 22, 2006

¡Estoy saturado de heavy metal!

Lo encontrareis extraño, yo también, pero llevo una racha que no paro de escuchar heavy por todas partes y necesito un descanso. Os preguntareis cómo ha empezado esto, así que os iré relatando.

Hace dos semanas fui con unos colegas a un conciertazo que dieron los Celtas Cortos en Dos Hermanas. Una anéctoda curiosa es que una chica de la zona llamada Filomena creo recordar, me tiró los tejos. En fin, esto es deprimente: me paso la vida a dos velas, ahora, me hecho novia y las tias me caen del cielo, jeje. A lo que iba, el concierto me encantó, claro que antes tuvimos que aguantar un par de temas de Álex Ortiz. Luego llegaron los grandes, los Cortos, que lo dieron todo y el público también, sobre todo cuando tocaron Gente distinta. El tío cantaba <<los partidos son la mierda>> y se callaba, el público cantaba el siguiente verso a pleno pulmón <<¡los fascistas los que más!>> (<<si de esto te das cuenta / algo has aprendido ya>>). Me quedé afónico. Al final del concierto empezamos a gritar "otra, otra" y así lo hicieron, nos deleitaron con dos temas más. Lo dicho: un conciertazo.

La semana pasada y no contento con eso, me fui con los mismos colegas al Salón del Manga de Moguer. Pasé un día de puta madre (más detalles aquí) y de paso vimos actuar a las fieras de Mr. Sensei, un grupo al que tengo mucho aprecio por tener como bajista a un amigo mío y porque se ofrecieron a colaborar en el cortometraje Payne II: esta vez es algo personal. Nuevamente me quedé afónico perdido coreando al grupo cuando tocaban los temas de Dragon Ball y lanzando berridos heavy cada vez que terminaban una canción. No fue para menos, este grupo se sale y hay que demostrar que uno está agradecido con la calidad (que pelota soy, jeje).

Para culmiar, este fin de semana he ido con mi niña y sus amigos a un concierto en la Sala Q, de nada menos que tres grupos: Killem, Fatum y Koma. Del primero de éstos conocemos al cantante y al batería. El conciero me hubiera gustado si no fuera por un pequeño detalle: los altavoces estaban a un volumen excesivo y no se entendía nada. También lancé algún que otro berrido heavy, pero ya menos. Total, no podía escucharme ni yo mismo. Acabé con la cabeza como un bombo y los tímpanos a punto de estallar. Y fue aquí cuando me dije: "¿por qué tanto heavy metal? Es posible vivir sin heavy, hay muchos otros estilos de música que también me molan y son más tranquilos, como el chill out y la música clásica."

Así que aquí me teneis, un domigo de lluvia, intentando relajarme con Brian Eno. ¿Durará esta crisis mucho tiempo? De momento no me desagrada.

6 comentarios:

RaveN dijo...

Wee :D

Por lo visto estuvo bien el concierto de Killem. La gripe no me dejó ir :(.

Saludillos.

rocidodido dijo...

Me encantaria saber el nombre real de filomena xDDD

Sephiroth XI dijo...

Rocío, lo de Filomena realmente te ha impactado xD. raven, gracias por pasarte, bienvenido.

Vivas dijo...

Pues prepárate porque dentro de poco iremos a otro concierto de Mr. Sensei, a primeros de diciembre si no recuerdo mal :P

Un abrazo tio.

Sephiroth XI dijo...

A bueno, pero eso será en diciembre. Tengo tiempo de sobra para recuperarme xD.

Vikota dijo...

frikis pq hagamos botellona no, si no por hacer una macroquedada de flogersss, no nus confundamos...q yo en el fondo sigo siendolo(friki) aunq lo camufle(y n por verguenza, pq lo digo, sio n por incompatibildad cn mis miguitos, y mira q me acuerdo de vosotros millones de vces)