jueves, marzo 08, 2007

Escándalo

Viendo mis posts más recientes da la sensación de que últimamente estoy más mosqueado de lo normal. Es posible que esto tenga su explicación.

Desde antes del verano mi calle ha estado cortada por las obras. Esto no me ha molestado mucho porque por lo menos ha conseguido alejar los pitidos de cláxon de los energúmenos que cada domingo no tenían otra forma de celebrar la victoria de su equipo de fútbol que dando por culo a los que intentan dormir. Pero en los últimos días está siendo peor el remedio que la enfermedad.

Será que se están retrasando demasiado, el caso es que los señores que están al mando han tomado la "inteligente" decisión de mantener las obras durante las 24 horas del día. No sólo es que sea una vergüenza que pongan a esas criaturas a trabajar también por la noche, también resulta incómodo para los vecinos que siguen intentando dormir. Y es que esto junto con el puto cambio climático está acabando con mis fuerzas. Me explico: debería hacer frío pero las temperaturas están más altas de lo normal, pero tampoco me atrevo a quitar el edredón porque el hombre del tiempo amenaza con que volverán a bajar; ante estas circunstancias lo que suelo hacer es dormir con la ventana abierta, pero, ¡sorpresa!, tenemos abajo a un señor dándole a la taladradora. Mi situación es esta: o paso calor o dejo que me estalle el tímpano. Por H o por B no puedo dormir. Esto es un escándalo y no sólo me refiero al ruido.

5 comentarios:

cadizfornia dijo...

El mundo está loco, tio!. Yo no tengo unas obras debajo de casa, pero vivo en Valencia, y Valencia en Fallas es incompatible con la palabra dormir.

No hay instante en el que no oigamos, aunque sea de lejos el ruido de algún petardo.

rocidodido dijo...

Si vivieras en triana no tendrias esos problemas xD

Sephiroth XI dijo...

Acabo de escribirle esto al alcalde en su blog, a ver qué me dice:

"Buenos días, señor alcalcde.

Me hubiera gustado enviarle esta carta vía correo electrónico, pero no he encontrados el suyo, así que me veo obligado a hablarle de esto en un artículo de su blog que no tiene nada que ver. Por ello pido disculpas a Toni.

Soy un estudiante de Sevilla. Para mí el sueño siempre ha sido fundamental, por eso siempre me he solidarizado con las personas que no pueden dormir los fines de semana debido a los botellones que se organizan debajo de su casa, y nunca he acudido a ninguno de ellos (a parte también de que me aburren mortalmente). Por eso me sorprende que el Ayuntamiento tome medidas como trasltadar el botellón a zonas deshabitadas, y por el contrario no respete las horas de sueño de los vecinos de las calles José Laguillo y Arroyo, que tienen, no sólo los fines de semana, sino permanentemente, las obras del aparcamiento subterráneo que como ya sabrá se está construyendo en el cruce entre las dos calles.

Por lo visto las obras ya llevan un año y deberían estar acabadas. A mí personalmente no me importa que duren lo que tengan que durar, siempre y cuando haya silencio por las noches, al menos de 0:00 a 6:00. No tengo otro momento del día para dormir y el ruido que tenemos justo debajo de nuestras casas es realmente insoportable.

Las obras están activas durante las 24 horas del día, sólo le estoy pidiendo 6 horas de silencio. Somos al menos 500 personas las que estamos perjudicadas por esta situación. Le ruego que si hay algo que esté en su mano, nos ayude a acabar con este calvario.

Atentamente:
Sephiroth XI"

Sephiroth XI dijo...

Al igual que Travis Bickle, doy gracias por la lluvia. Creo que esta noche los obreros no trabajarán, pero no creo que sea por intervención del alcalde, sino por intervención divina. ¡Gracias, gracias, gracias! Una noche, al menos una noche.

Sephiroth XI dijo...

La lluvia se acabó y los obreros volvieron a las andadas. Estoy hasta los cojones y el alcalde pasa de mí como de la mierda. Le acabo de escribir lo siguiente:

"Esperaba por su parte algún tipo de respuesta, aunque sólo fuera para decirme que lo que le estaba pidiendo no era posible, pero en lugar de eso me encuentro con que ha pasado de largo y sigue con sus publicaciones. Ahora mismo es sábado (buano, ya domingo) y a la 1:44 de la madrugada están aquí abajo picando piedras y retirando escombros con dos gruas, que por cierto cuando van hacia atrás suena una especie de sirena, por lo que el ruido es aún mayor. En breves minutos me iré a la cama sin molestar a nadie. ¿Cree que conseguiré dormir?"