jueves, marzo 01, 2007

Rol vs. gol

Ayer, día de Andalucía, aproveché que me había quedado con la casa para mí sólo y me puse la película que más me apeteció, y puesto que con este cambio climático hacía un sol que parecía que estábamos en abril, me puse la película que suelo ver en Semana Santa: Nadie conoce a nadie, de Mateo Gil. Es una película que me gusta porque fui a verla con 15 años, cuando no sabía nada de los juegos de rol, y me entretuvo bastante. Pero cuando después probé con mis amigos varios juegos me di cuenta de que las habladurías de la gente son eso, habladurías, y que no se corresponden para nada con la realidad. El hecho de que un gilipollas inventara un juego (porque lo había inventado él, no era el Dragones y Mazmorras) en el que el objetivo era asesinar a alguien no quiere decir que los juegos en sí sean nocivos. A raiz de aquel caso sacaron esta película, que enfoca a los jugadores de rol ya no sólo como asesinos, sino como terroristas de la talla de Al-Qaeda, dispuestos incluso a sacrificarse por su "causa". Y he aquí las luces de las autoridades, que tras las avalanchas que se produjeron en la Madrugá del año 2000 no se les ocurrió otra cosa que atribuirlas a los juegos de rol; se ve que a los agentes de policía les gusta el cine español.

Todas estas cosas han propiciado que la imensa mayoría de la gente de este país piense que los juegos de rol son ritos satánicos o cosas así, que laban el cerebro a la gente para que haga cosas malas. Y me revienta los cojones que personas tan cercanas a mí como mi padre y mi abuela tengan miedo de que algún día llegue a asesinar a alguien porque he jugado al rol alguna que otra vez con mis amigos.

Casualidades de la vida, esa misma tarde jugaron el Betis y el Sevilla, y la zona de Nervión se convirtió en un campo de batalla por culpa de los aficionados más radicales. Y yo me pregunto, caballeros: siempre que suceden cosas de estas la gente piensa de forma automática que se es sólo una minoría la que hace tonterías, y que el problema no es del deporte; ¿es tan difícil utilizar esa lógica también para los juegos de rol? Porque la proporción de jugadores de rol que llegan a comerter crímenes (la mayoría de los casos que se les atribuyen resultan no estar relacionados) es muchísimo menor que la de hinchas del fútbol que cometen actos bandálicos. Sé que gilipollas los hay en todas partes, pero en unos sitios más que en otros, y no me parece justo que el fútbol, por ser el opio del pueblo, quede impune después de cosas así. Los primeros que tendrían que cambiar son los directivos, impidiendo que los aificionados pasen de ser seguidores a verdaderos fanáticos, en lugar de fomentarlo para llenarse los bolsillos. A mí realmente me parece absurdo que tu estado de ánimo dependa de si un equipo gana o pierde, aunque lo respeto, pero lo que no aguanto es que los hinchas de un equipo hinchen a ostias a un chaval (de ahí vendrá el término, digo yo) sólo por ser del contrario. Y dicen que el rol es peligroso, es obvio que saben muy poco o nada acerca de él. Yo digo que lo peligroso es la idolatría ciega.

Si queréis saber en qué consiste un juego de rol, mirad esta escena de E.T: el extraterrestre.

4 comentarios:

Lúthien dijo...

buenas... mira yo ahora salgo con un grupo de amigos roleros y para alguien que nunca lo hizo(entre las que me incluyo) le cuesta mucho imaginarse como la gente se puede meter en esos papeles y vivirlo de tal manera... mis amigos ya han acabado una partida llorando amargamente, y de marchar pa casa deprimidos. Ya no se si es ke mis amigos lo viven mucho o es algo habitual... :S

Sephiroth XI dijo...

Hola Lúthien. ¿Que se deprimen jugando al rol? Me dejas de piedra. El rol está para divertirse, no para amargarse. Una de dos: o te toman el pelo o, como tú dices, lo viven demasiado. Para que lo entiendas, es tan extraño como si yo me pongo a llorar jugando a un videojuego.

Yo unas veces me lo he pasado genial jugando, otras me he aburrido, pero para nada me he puesto a llorar. Si sólo juegan para eso diles que mejor lo dejen, o que cambien de master.

Alejandro dijo...

Bueno, bueno, bueno, poco he de añadir puesto que bien sabes que participo en esta cruzada pro juegos de rol. Aunque podría dar numerosos datos, simplemente decir que yo estaba grabando el partido del Betis-Sevilla. ¿Que decir? Eso si es pasar miedo y no cruzarse con dos roleros disfrazados por el centro. Es una batalla que no podemos ganar, simplemente, procura que te toquen los cojones lo menos posible.

rosio dijo...

pos a mi m molo la peli xD