lunes, noviembre 05, 2007

Killing Twice: Julián Lara is back

El pasado sábado asistí en el Festival de Cine Europeo de Sevilla al pase exclusivo de Killing Twice: A Deadhunter Chronicle, la nueva película de Julián Lara. El propio realizador presentó su obra junto con el actor conocido como Calamator, declarando que "la película va a ser algo totalmente distinto a lo que vais a ver en el festival". Al evento acudieron también miembros del equipo de rodaje.

Como si de Grindhouse se tratara, la proyección incorporaba imperfecciones visuales, aunque al ser digital éstas venían en forma de drops y defectos de compresión, enfatizando la ya latente sensación de casposidad. Pero no es algo que se deba reprochar, uno debe saber de antemano qué va a contemplar durante una hora y media corta. Y lo que he encontrado ha sido una película que, sin llegar al aprobado, supone una mejora más que notable frente a su predecesora Deadhunter: Sevillan Zombies. Si ésta era una sucesión de escenas de acción y gags sin un sentido determinado, Killing Twice presenta una historia mejor construida y personajes más profundizados (dentro de lo que cabe esperar, por supuesto). Esta mejora puede deberse a la colaboración en el guión de Álvaro Plaza y Jesús Gallardo, tres cerebros mejor que uno. El apartado técnico tampoco se queda atrás; esta vez Lara ha cuidado un poco mejor la composición de los planos y ha procurado evitar la mareante cámara al hombro que caracterizaba a la primera entrega y le daba ese toque de película de aficionado.

Evidentemente, todo esto no quiere decir que nos encontremos ante una buena película. Está rodada en video digital, lo cual hace que la textura de la imagen deje mucho que desear. La interpretación de los actores y el texto que recitan siguen siendo el punto flojo del asunto. Ni siquiera se salva la breve intervención del humorista Pepe da Rosa, y por supuesto del rapero Haze ni hablemos. Tenemos también a una estrella femenina cuyos atributos se miden más bien por su talla de sujetador, y que ya aparece desnuda en el trailer como principal reclamo para los aficionados a la casquería y el sexo gratuito. Vale que la chica está muy bien desarrollada, pero tampoco es para repetir 18 veces el plano del monstruo sobándole las tetas.

El nivel de gore no destaca, pero también supone una mejora frente a la anterior película, ofreciéndonos un par de escenas bien bizarras. En la banda sonora ha colaborado una buena lista de grupos andaluzes, entre ellos el ya mencionado Haze, que interpreta el tema que escucharéis en el trailer. En lo que se refiere a contactos, desde luego Lulián Lara es un ejemplo a seguir para futuros directores.

En resumen, es una película sin muchas pretenciones. Humor, acción, sangre, traiciones, monstruos infernales y tías desnudas. Como ya he dicho, uno tiene que saber de antemano lo que va a ver. Si esperáis una gran película de bajo presupuesto de la talla de Zombie (Dawn Of The Dead) os estáis equivocando. Pero al fin y al cabo, entretiene y no resulta excesívamente dolorosa para el cerebro. Cosas peores se han visto, véase Basket Case 3 y la mayoría de las producciones de Troma Films (cuyo directivo, Lloyd Kaufman, apareció en Deadhunter); por poner un pequeño ejemplo, El Vengador Tóxico 2, Sgt. Kabukiman y sobre todo la soporífera Zombies Paletos.

Santiago Segura dijo respecto al mediometraje Evil Night "anguanté verla hasta el final", puedo decir lo mismo de Killing Twice.

No hay comentarios: