domingo, mayo 27, 2007

Llámeme Serpiente

El viernes fue el Día del Orgullo Friki, y al igual que el año pasado lo celebré recomendandoos una película, este año os recomiendo dos (bueno tres y tal vez cuatro).

Se trata de una saga creada por el maestro John Carpenter con su actor fetiche Kurt Russell. 1997: Rescate en Nueva York y 2013: Rescate en Los Angeles. Como imaginaréis por los títulos, se trata de películas de acción y aventuras futuristas, protagonizadas por el audaz, letal, carismático y anarquista de corazón Plissken (él siempre insiste en que le llamen Snake, es decir, Serpiente). Es un personaje que va a su bola, sin importarle nadie más que él mismo, y que no se deja pisotear ni por nadie, ni por el mismísimo Presidente. Intenta sobrevivir en un país que se ha ido a la mierda debido al alto índice de criminalidad y la excesiva presión de las autoridades como medida para solucionarlo, siendo peor el remedio que la enfermedad. El resultado: la "Gran Manzana" convertida en una prisión de máxima seguridad y la ciudad de Los Angeles totalmente desterrada del resto de Estados Unidos.

En 1997: Rescate en Nueva York (Escape From New York, 1981) conocemos a Serpiente como un peligroso recluso, que en sus buenos tiempos había sido un buen soldado, siendo el más joven condecorado en la guerra de Vietnam, pero que en la actualidad (es decir, en ese extraño futuro/pasado) se siente totalmente desengañado por las promesas del Tío Sam y las barras y estrellas, dedicándose a actos delictivos para ganarse la vida. Cuando lo atrapan y se disponen a llevarlo a esa enorme prisión sin ley en la que se ha convertido la isla de Manhattan, prefieren reclutarlo sin dejarle alternativa para una misión de vital importancia: rescatar en menos de 24 horas al Presidente, cuyo avión ha sido secuestrado y estrellado por una terrorista kamikaze en la isla, como señal de protesta por la política fascista que se cuece en la Casa Blanca. Realmente la misión de Serpiente no es salvar la vida del Presidente, sino una grabación en una cinta de cassette (hoy sería en CD) que contiene un importante mensaje que debe trasmitirse a los embajadores de las Naciones Unidas y en especial a los líderes de la URSS. El comisario Bob Hawnk, quien recluta a nuestro anti-héroe, es interpretado por el actor especializado en westerns Lee Van Cleef; el cantante y compositor más cool de la historia Isaac Hayes, encarna al Duque de Nueva York, el malvado cacique que tiene en su poder al Presidente (Donald Pleasence), y también participa una monumental Adrienne Barbeau, que le hace sombra a la mismísima Estatua de la Libertad.

2013: Rescate en Los Angeles (Escape From L.A., 1996) repite el mismo esquema que en la película anterior. Un presidente que se las da de profeta por adivinar que un terremoto separaría la ciudad de Los Angeles del resto del país, ha ascendido al poder. Ahora la isla de L.A. es un "vertedero humano", por así decirlo, allí abandonan aquellos a los que no consideran dignos de vivir en los Estados Unidos. La hija del presidente, Utopía (A.J. Langer), persuadida por Cuervo Jones (George Corraface), el rey de esta nueva ciudad sin ley, ha secuestrado el controlador de un poderoso satélite y se lo ha entregado en persona. Nuevamente las autoridades y el propio Presidente, incapaces de infiltrarse en la ciudad para recuperar lo que quieren, recurren a Serpiente. Éste, al igual que 16 años antes, tiene que aceptar a regañadientes rescatar el controlador en sólo 8 horas y matar a Utopía, pues no es digna de seguir viviendo ya que ha traicionado a su país. El Presidente (el amable y sabio tío Ben de Spider-man, Cliff Robertson) es aún más fascista que el anterior, ordenando incluso el asesinato de su propia hija, pero Serpiente no se queda atrás, y es en consecuencia más sucio y fullero. A parte de eso, no ha cambiado ni un ápice. Siempre que pueda hacer algo por los demás si correr riesgos lo hace, cuando no, que cada cual se busque la vida. A pesar de eso descubrimos que no es un tipo egoísta, pues hace algún que otro colega en Los Angles (como un surfista Peter Fonda), y muestra bastante paciencia con el tramposo Mapa de las Estrellas Eddie (Steve Buscemi).

Ambas películas son geniales, como no se podía esperar de otra forma del mago John Carpenter, el material del que están hechas es el entretenimiento puro. Al igual que el también mago George A. Romero, Carpenter hace duras críticas al gobierno estadounidense camufladas de cine palomitero.La escasez de ideas en Hollywood es una realidad incuestionable, y ahora alguien ha tenido la feliz idea rodar un remake de Rescate en Nueva York con Gerard Butler (300) interpretando a Serpiente, y, al igual que pasó con el remake de Amanecer de los Muertos, estará muy entretenido también, pero dudo que tenga la complejidad de la película original. En contrapartida, se rumorea que John Carpenter y Kurt Russell van a volver a la carga con Rescate en La Tierra, que no sé en qué año se ambientará ni cuándo se rodará. Lo que sí que tenemos de momento es una serie de cómic, Las Crónicas de Snake Plissken, que ha editado John Carpenter y que parece ser que pronto se publicará en nuestro país. No sé vosotros, pero yo me muero de ganas por hojear el primer número.

domingo, mayo 20, 2007

Al señor Stallone se le ha ido la hoya

Aún no se me ha quitado la cara de espanto después de ver el trailer de la cuarta entrega de Rambo. Y mirad que a mí me gusta el gore, pero era lo que menos me esperaba en un esta saga. Digo yo que el personaje, después de haberse llevado 20 años sin marar a nadie, estará con el mono y en su regreso se hará notar bien.

Con el antecedente de Rocky Balboa, pensaba que Sylvester Stallone haría lo mismo que con Rambo, es decir, ofrecer un final digno a la saga (Rocky V era patética), adaptado a las nuevas generaciones que no hayan visto las anteriores entregas pero al mismo tiempo jugando con el factor nostalgia para deleitar a los fans de antaño. El hecho de que esta secuela se titule también con el nombre completo de su protagonista, John Rambo, confirmaba esta teoría. Sin embargo, cuando he visto este pequeño avance me he quedado de piedra. ¿Qué le ha pasado a Rambo? Al principio se le ve más calmado, más maduro, pero cuando empieza a matar, ¡joder!, no es una máquina, es una trituradora.

Desde hace unos meses los admiradores de la saga han estado indagando sobre cómo sería el regreso de Rambo. Algunos (ingenuos) creían que tal vez Stallone quisiera volver a los orígenes y hacer una película en la misma línea que la primera entrega, Acorralado, la mejor para mi gusto. También leí que, para "rectificar" la imagen que dan de Afganistán en Rambo III, que trataba sobre la invasión soviética del país, en la cuarta entrega el villano sería el niño afgano que luchaba junto a nuestro héroe, ya crecido y convertido en uno de los altos mandos de Al-Qaeda. Pues finalmente hemos podido descubrir que ni una cosa ni la otra, John Rambo se parecerá más a Rambo: Acorralado II, pero más bestia. Por lo visto el argumento será que un grupo de misioneros que están en Birmania son secuestrados, y recurren al frustrado veterano de Vitetnam para que arregle la situación y pulverize (literalmente) a los malos.

Aquí os dejo el trailer. Miedo me da el regreso de Rambo, anque aún así imagino que la veré.

domingo, mayo 13, 2007

Analfabetismo

Anuncio real colgado en las calles de Badalona.


La mayoría de la gente que habla de este suceso lo hace en tono burlesco, y yo mismo reconozco haberme reido. Pero por otra parte me da pena que a estas alturas siga existiendo el analfabetismo en España. La condena para este hombre debería ser asistir a clases elementales (lenguaje, matemáticas, geografía) y su total compromiso con ellas.