lunes, noviembre 26, 2007

Tienes que grabarlo todo, por tu puta madre


Una de las costumbres (o manías) que tengo como cinéfilo es la de procurar no saber nada de las películas que voy a ver. Evito ver los trailers y leer las sinopsis, lo único que necesito conocer de una película es su ficha técnica, el cartel y poco más.

En el caso de [REC],
la nueva creación de Jaume Balagueró y Paco Plaza, me he esforzado con especial intensidad en no desverlarme nada a mí mismo, aunque finalmente me pudo la curiosidad y acabé averiguando que era una película rodada con una videocámara imitando el estilo de los reportajes de España Directo, y que la historia trataba de una locutora y un operador de cámara que hacen un seguimiento del trabajo de una brigada de bomberos de Barcelona una noche como otra cualquiera, y que acompañan a dos agentes hasta un edificio en el que se encuentran con el horror en estado puro. No quise conocer la naturaleza de ese horror para que la película me sorprendiera, aunque viendo algunas imágenes publicadas en internet es fácil adivinar de qué va.

Desde que empezó lo duro hasta que terminó la película estuve clavado en el sofá conteniendo la respiración. También consiguió arrancarme un par de gritos de terror (ojo, no sobresaltos), cosa que no me había pasado desde que vi El Sexto Sentido con 16 años. Ver [REC] en el cine no es sólo un espectáculo, es una experiencia sin igual.

La proyección empezó sin más, sin trailers, sin el letrero de "si estás viendo que alguien piratea avísalo", sin el logo de Filmax ni el de RTVE. Empezó como si de una cinta en bruto se tratara, con algunas tomas falsas de Manuela Velasco intentando presentar el reportaje sobre la brigada de bomberos barceloneses. Desde el principio destaca la naturalidad del reparto, tanto de los hombres uniformados como de Velasco, quien nos demuestra de que además de guapa es una excelente actriz. Cuando llegan al bloque de vecinos, los residentes y la pareja de agentes de policía hacen un trabajo igual de convincente, parecen una comunidad de lo más real. Sabes que todo es ficción cinematográfica, pero te va entrando poco a poco y te sumerge sin darte cuenta (es la magia de la televisión). Cuando empieza lo duro sabes perféctamente lo que va a pasar antes de que ocurra, pero aún así cuando lo hace no puedes evitar sentir un escalofrío que te hace clavar las uñas en los brazos de la butaca. Los rápidos movimientos de la cámara al hombro contribuyen a crear un clima de tensión y claustrofobia que sólo decae durante unos minutos para dar un respiro al espectador, y que luego continúa sin piedad alguna.

Me hizo gracia que al principio la gente del público protestaba por el formato de la película, y que al final reconocieran que estaban igual o más acojonados que si tuviera una realización convencional. Y es que [REC] ofrece muchísimo más que sus antecesoras más exitosas como El Proyecto de la Bruja de Blair y esa abominación birazza que fue Holocausto Caníbal, la cual abrió el género del cine pseudo-documental. [REC] lo que pretende no es mostrar una situación terrorífica o desagradable, sino hacer que la vivamos, y lo consigue.

Únicamente puedo reprocharle algunos toques demasiado cinematográficos que en ocasiones te hacen volver al mundo real y recordar que sólo es una película, así como homenajes en la parte final a un clásico del terror de los 80, cuyo título no puedo mencionar para no desvelaros parte de la trama. Pese a todo y como ya he dicho, es toda una experiencia verla en el cine rodeado de gente gritando y abandonando la sala a toda prisa.

Nos encontramos ante la que posíblemente sea la mejor película de terror española de esta década. A su lado
El Proyecto de la Bruja de Blair te parecerá una película de sábado por la tarde.


domingo, noviembre 25, 2007

Evento Blog España 2007

Esta noche tenía dos opciones: escribir una crítica de [REC], la cual acabo de ver y me ha dejado sin aliento, o escribir sobre el Evento Blog España 2007 al que he acudido este fin de semana. Y como mi salud me aconseja dormir por las noches, he elegido la segunda opción y así olvidarme un poco de la película (no es que sea mala, es que es demasiado buena).

Mi colega Luis Rull y sus socios Benito Castro y J.L. Atúnez se han superado en esta segunda edición del EBE. Interesantes charlas y mesas de diálogos de figuras blogueras conocidas como Juan Ruiz Gauna, La Chica de la Tele, Biz Stone, Gisela Pulido y las estrellas de la televisión Javier Capitán y Andreu Buenafuente, por poner algunos ejemplos. Lo cierto es que a este último, con todos mis respetos, no termino de considerarlo bloguero, pues su blog no admite comentarios de los lectores (cosa que por otra parte entiendo, tiene que ser amargante recibir 200 comentarios de trolls todos los días), lo cual hace que no pueda interactuar con ellos y que por tanto no se de esa reciprocidad que caracteriza a los miembros de la globosfera.

Poco puedo decir sobre este evento que no haya publicado ya mi colega Vivas en su blog, así que os pondré los links a sus dos posts correspondientes (no es por no escribir, que si hay que hacerlo se hace, pero si ya está hecho...):

- Viernes 23 de noviembre

- Sábado 24 de noviembre


Respecto a hoy, él apenas pudo acudir, así que le tomo yo el relevo sobre el domingo 25.

Después de la Beers & Blogs Nacional II, me econtraba bastante resacoso, así que no acudí a la Mesa Second Life, y a la Mesa Práctica de Diego Lafuente sobre cómo optimizar tu blog llegué al final (lástima, me hubiera venido bien). Así que no me queda otro remedio que hablaros de la charla de David Bravo, un tio que los tiene bien puestos.


En tono irónico, este abogado especializado en los asuntos de propiedad intelectual nos expuso las trabas, los chanchullos y la falsa moral de asociaciones como la SGAE. Me resultó realmente impactante el caso que nos contó sobre una organización estadounidense gestora de derechos de autor que chantajeó por
2000 dólares (los ahorros para la universidad) a una niña de 12 años que se descargaba canciones de la red, alegando que si no accedía la llevarían a juicio. Su objetivo era el de mostrar un castigo ejemplar para algo que ni siquiera es ilegal, recordemos que para que lo sea debe estar por medio el ánimo de lucro.

Después de llevarme un rato escuchándolo caí en la cuenta de que ya conocía a David Bravo, lo vi en un debate de Canal Sur sobre la piratería al que asistí como espectador. El tio supo mantener el tipo ante el representante de la SGAE, al que acabó por dejar sin argumentos. Es un hombre de recursos, además de bien formado en leyes, siempre sabe cómo responder a los ataques verbales. Sin duda, si algún día tuviera algún pleito sobre derechos de autor lo contrataría como abogado.

Y bueno, ahora toca irme a la cama, que ya es hora, aunque no sé si me servirá de mucho. Os dejo con una foto mía montado sobre un segway.

jueves, noviembre 22, 2007

Josue Yrion dice: los "nintendos" son malos

¿Os acordáis del juego de Simon dice? ¿No? Normal, a eso sólo se juega en Estados Unidos en los viajes largos en coche, aquí en España lo que tenemos es el veo veo. El Simon dice consiste en que uno, el que hace de Simon, la queda y los demás hacen lo que él dice, gilipolleces como "Simon dice: meteos el dedo en la nariz" o "Simon dice: guiñad un ojo".

Pues bien, aquí tenemos un juego muy parecido: el Josue Yrion dice. Consiste en que este tío dice algo y nosotros nos lo creemos sin más. Hagamos una prueba durante 10 minutos.



Vaya, yo he perdido, no me he creído nada de lo que ha dicho. ¿Y vosotros? Como he perdido, supongo que ahora me tocará quedarla a mí. Pero ya puestos vamos a cambiar las reglas. Ahora el juego se llamará R.P. Sephiroth dice. y no consistirá en que yo os suelte un rollo y vosotros os lo traguéis, sino en que os cuento mi opinión y si queréis aportar la vuestra insertáis un comentario en este post.

Josue Yrion por lo visto es un predicador que intenta salvarnos para que el mal no entre en nuestra casa. Pero joder, si según este hombre el mal está en todas partes: en los "nintendos", en las películas de Disney (el muy huevazos no es capaz de distinguirla de Miramax, que es una afiliada suya y produce películas para adultos como Pulp Fiction o El Cuervo), en la homosexualidad, en el desayuno...

Del discurso que acabamos de oír podemos sacar varios puntos importantes:

- Las videoconsolas se llaman "nintendos".
- Existen dos clases de epilepsia: la física y la espiritual. Evidéntemente en Japón han desarrollado la tecnología para endemoniar las almas y arrastrarlas al Infierno.
- "Cartoons" en inglés significa "nintendos" y no "dibujos animados". Por lo que los ataques epilépticos de 1997 no fueron causados por la serie de dibujos de PoKéMoN, sino por los videojuegos.
- Dios consintió que 700 niños sufrieran ataques de epilepsia para poder demostrar que los "nintendos" son malos.
- "Resident Evil" no significa "Mal Residente", sino "El mal está dentro de ti".
- Si un "nintendo" tiene temática de terror, ten por seguro que tu alma será poseída por el Diablo. Si tiene temática apocalíptica, es que eso va a ocurrir de verdad. Así que ándate con ojo, brother.
- El problema de la violencia en las aulas no es culpa de la la desmotivación de los alumnos ni de la poca atención que reciben de sus padres, es culpa de los "nintendos".
- Cuando la gente juega con los "nintendos", entra en un estado de enajenación mental y comete asesinatos.
- "So, how's Hell?" a partir de ahora significa "Cómo entrar en el Infierno" y no "Entonces, ¿cómo es el Infierno?".
- Josue Yrion no ha jugado a un puto videojuego en su vida.

R.P. Sephiroth dice: ¿Cómo vas a creer esto? ¡No seas estúpido!

¿Os habéis fijado en su forma de hablar? Coño, es él quien está endemoniado, es él quien intenta corromper las almas. ¿Cómo será este hombre en sus ratos libres? ¿Seguirá igual de encabronado? Es absurdo que intenten demonizar cosas como los videojuegos y que no critiquen las guerras, la violencia doméstica, la destrucción de los ecosistemas, el tráfico de órganos, la esclavitud... Ahí es donde está el mal, no en los videojuegos. Simplemente no les interesa que existan fórmulas para el ocio que se alejen de los valores cristianos.

Bueno Josue, relájate, que vivirás más. Y no te preocupes, que yo nunca he sido de Nintendo, así que estoy a salvo. Yo empecé con una Mega Drive.

Por cierto, vaya pinta demoníaca que tienen Sonic y Tails.

sábado, noviembre 17, 2007

Recordemos

Tanto la extrema derecha como la extrema izquierda están dando guerra en España. Y digo yo: hay que ser muy burro para defender una ideología que se hace llamar extrema.

¿Qué queréis, que se repita toda ese sufrimiento y toda esa miseria? La idea de iniciar una nueva guerra civil es algo que llena de alegría a algunos miembros de ambos bandos, pero pensad por un sólo instante lo que supondría volver a realizar semejante masacre de vidas humanas. Y todo porque no sois capaces de aceptar que haya otras formas de dirigir el país que no sean la vuestra.

Pues os digo una cosa: si van a volver por ese camino un servidor se marcha, y que se coman su puta guerra con pan. No me malinterpretéis, no soy un cobarde. Si fuera otro país el que nos atacara yo sería el primero en coger un fusil para defender a los míos, pero en una guerra hermano contra hermano me da verdadera vergüenza participar, sobre todo teniendo referentes del pasado que algunos se han empeñado en que olvidemos y otros han intentado utilizar para mantener encendida la llama del odio. ¿Vamos a hacerle caso a esos cerdos o vamos a usar la cabeza?

Alguien me dijo una vez que eso de perdonar y no olvidar es un acto hipócrita, pues si no olvidas siempre lo tendrás en cuenta, y por tanto no habrás terminado de perdonar, siempre quedará algo. Sin embargo, en este caso lo considero algo necesario, pues si olvidamos corremos el riesgo de tener que volver a perdonar cosas horribles.

lunes, noviembre 05, 2007

Killing Twice: Julián Lara is back

El pasado sábado asistí en el Festival de Cine Europeo de Sevilla al pase exclusivo de Killing Twice: A Deadhunter Chronicle, la nueva película de Julián Lara. El propio realizador presentó su obra junto con el actor conocido como Calamator, declarando que "la película va a ser algo totalmente distinto a lo que vais a ver en el festival". Al evento acudieron también miembros del equipo de rodaje.

Como si de Grindhouse se tratara, la proyección incorporaba imperfecciones visuales, aunque al ser digital éstas venían en forma de drops y defectos de compresión, enfatizando la ya latente sensación de casposidad. Pero no es algo que se deba reprochar, uno debe saber de antemano qué va a contemplar durante una hora y media corta. Y lo que he encontrado ha sido una película que, sin llegar al aprobado, supone una mejora más que notable frente a su predecesora Deadhunter: Sevillan Zombies. Si ésta era una sucesión de escenas de acción y gags sin un sentido determinado, Killing Twice presenta una historia mejor construida y personajes más profundizados (dentro de lo que cabe esperar, por supuesto). Esta mejora puede deberse a la colaboración en el guión de Álvaro Plaza y Jesús Gallardo, tres cerebros mejor que uno. El apartado técnico tampoco se queda atrás; esta vez Lara ha cuidado un poco mejor la composición de los planos y ha procurado evitar la mareante cámara al hombro que caracterizaba a la primera entrega y le daba ese toque de película de aficionado.

Evidentemente, todo esto no quiere decir que nos encontremos ante una buena película. Está rodada en video digital, lo cual hace que la textura de la imagen deje mucho que desear. La interpretación de los actores y el texto que recitan siguen siendo el punto flojo del asunto. Ni siquiera se salva la breve intervención del humorista Pepe da Rosa, y por supuesto del rapero Haze ni hablemos. Tenemos también a una estrella femenina cuyos atributos se miden más bien por su talla de sujetador, y que ya aparece desnuda en el trailer como principal reclamo para los aficionados a la casquería y el sexo gratuito. Vale que la chica está muy bien desarrollada, pero tampoco es para repetir 18 veces el plano del monstruo sobándole las tetas.

El nivel de gore no destaca, pero también supone una mejora frente a la anterior película, ofreciéndonos un par de escenas bien bizarras. En la banda sonora ha colaborado una buena lista de grupos andaluzes, entre ellos el ya mencionado Haze, que interpreta el tema que escucharéis en el trailer. En lo que se refiere a contactos, desde luego Lulián Lara es un ejemplo a seguir para futuros directores.

En resumen, es una película sin muchas pretenciones. Humor, acción, sangre, traiciones, monstruos infernales y tías desnudas. Como ya he dicho, uno tiene que saber de antemano lo que va a ver. Si esperáis una gran película de bajo presupuesto de la talla de Zombie (Dawn Of The Dead) os estáis equivocando. Pero al fin y al cabo, entretiene y no resulta excesívamente dolorosa para el cerebro. Cosas peores se han visto, véase Basket Case 3 y la mayoría de las producciones de Troma Films (cuyo directivo, Lloyd Kaufman, apareció en Deadhunter); por poner un pequeño ejemplo, El Vengador Tóxico 2, Sgt. Kabukiman y sobre todo la soporífera Zombies Paletos.

Santiago Segura dijo respecto al mediometraje Evil Night "anguanté verla hasta el final", puedo decir lo mismo de Killing Twice.