sábado, diciembre 27, 2008

Regreso a los cines


El pasado 23 de diciembre, Robert Zemeckis, Steven Spielberg y Thomas F. Wilson, respectivamente director, productor, actor y asesor de efectos especiales de la trilogía Regreso Al Futuro, junto con el director y productor George Lucas, convocaron una rueda de prensa en los estudios de Universal Pictures, donde hicieron pública su intención de reestrenar en los cines la trilogía en el verano de 2009.

Las tres películas serán remasterizadas digitalmente e hinchadas a 65mm para ser proyectadas en salas IMAX. Según explicó Spielberg, «habrá algunos cambios y mejoras en los efectos especiales», por lo que, estando Lucas implicado en el proyecto, podemos suponer que el resultado será algo parecido a lo que se hizo en 1997 con la trilogía de La Guerra de las Galaxias. «Nos preocupaba que la visión de futuro de la segunda parte quedara excesivamente fantástica una vez alcanzado 2015» declaró Zemeckis, «en su día no le dimos importancia porque veíamos esa fecha como algo muy lejano, pero para bien o para mal, la trilogía sigue viviendo en los corazones de la gente y nos gustaría que pudiera compartirse con las nuevas generaciones». No obstante, el director sabe que está jugando con fuego y dice que procurará «no ofender a ningún fan de la saga».

Thomas F. Wilson, que interpretó a varios miembros de la familia Tannen a lo largo de la trilogía, comenta que volverán a rodarse las escenas en las que los actores jóvenes interpretaban a sus personajes en edad madura. Spielberg añade: «Nuestro mayor logro ha sido reconciliarnos con Crispin Glover. Nos sentimos un poco mal con todo lo que pasó en la segunda parte, pero me alegro de que volvamos a contar con su talento».
Durante la charla se repartieron impresos que detallaban los cambios que habrá en la edición especial de la trilogía. Serán los siguientes:



CAMBIOS PARA LA EDICIÓN ESPECIAL DE 2009:



- En toda la trilogía, los actores Crispin Glover, Lea Tompson, Thomas F. Wilson, James Tolkan, Elisabeth Shue, Flea, Christopher Lloyd y Michael J. Fox volverán a rodar las escenas en las que interpretaban a sus personajes en edad adulta.

- Efectos visuales y de sonido mejorados.

- Los fallos de raccord y otros serán reparados digitalmente.



CAMBIOS ESPECÍFICOS:



Regreso al Futuro (Back To The Future, 1985)


- Se sustituirá la palabra “libios” por “iraníes”.

- La escena en la que Marty McFly coacciona a George McFly para que invite a Lorraine Baines al baile del instituto, será extendida y se sustituirá el “planeta Vulcano” (referencia a Star Trek) por el “planeta Krull”.

- Se insertarán digitalmente los Marty McFly y Dr. Emmett Brown de RF II que rondan por 1955 intentando recuperar el almanaque deportivo.



Regreso al Futuro II (Back To The Future Part II, 1989)


- El controlador de la máquina del tiempo indicará que el Dr. Emmett Brown ha visitado también el año 2036, dejando abierta la posibilidad de que su vestuario y las reformas que ha hecho al DeLorean sean de una época posterior a 2015.

- Se suprimirán muchos de los coches voladores de 2015, indicando que no son habituales en esa fecha, sino un lujo que sólo está al alcance de privilegiados y de los servicios públicos y privados.

- La Hill Valley del futuro será mucho menos colorista, adquiriendo un aspecto más real.

- Se sustituirán los hologramas del futuro por pantallas HD gigantes.

- Se sustituría el holograma de Jaws 19 por otro de The Empire Strikes Back 3D.

- En las calles y dentro de los coches de la ciudad sonará música actual.

- Se suprimirán del montaje muchos lujos fantásticos de 2015, como la máquina levitadora que pasea al perro o la pizza encogida que se expande al hidratarse.

- Se incluirá la escena eliminada en la que el Biff Tannen del futuro se desvanece tras regresar de 1955 y cambiar la historia.

- En la escena en la que Biff Tannen está viendo A Fistful of Dollars, se incluirá el audio original de la película con la música de Ennio Morricone.

- En los créditos finales, la música de Alan Silvestri será sustituida por el tema Right Here, Right Now de Fatboy Slim.



Regreso al Futuro III (Back To The Future Part III, 1990)


- Se incluirá la escena eliminada en la que Buford Tannen mata al Sheriff de Hill Valley.

- En la secuencia del duelo entre Marty McFly y Buford Tannen, se incluirá música de Ennio Morricone.

- Cuando Marty McFly se reencuentra con su familia, el actor Jeffrey Weissman (George McFly) será sustituido por Crispin Glover (el George McFly original).

- Tras los créditos finales, aparecerá una escena en la que el hijo de Biff Tannen (Tommy Wilson) pasea por las vías del tren y encuentra las piezas destrozadas del DeLorean, entre ellas el condensador de fluzo, el cual vuelve a encenderse cuando Tannen le da una patada.

lunes, diciembre 15, 2008

Los hilos del destino


"¿Alguna vez has tenido la sensación de que tu vida es una broma larga y chunga? ¿De que en algún sitio alguien se parte el culo de risa contigo? ¡Vamos a poner otro repugnante episodio de
Las Desgracias de Sammy! ¡A ver en qué clase de follón se ha metido esta vez el gordito! Desde que recuerdo, yo me he sentido así. No tengo ni un golpe de suerte."

Todd McFarlane y Brian Houlguin
Spawn, nº78

En el colegio, en clase de religión me explicaron que cuando le pasan cosas malas a la gente buena es porque a veces Dios se sirve de un mal para un bien proporcionalmente mayor. Supongo que es la forma que tienen los cristianos puros de aguantar las putadas de la vida sin sentirse solos. Pero yo soy no practicante tirando a agnóstico, y me da que esa explicación hace aguas.

Analicemos un ejemplo de lo que yo llamo accidentes innecesarios y coincidencias destructivas. Hace ya casi un año, en mitad de la noche, mi abuela se levantó de la cama. Iría al servicio o algo así, pero en mitad del camino le entró un mareo y se cayó al suelo, se hizo bastante daño. Mi abuelo se despertó y fue a ayudarla, pero no tenía fuerzas para levantarla, y como tiene una reducción pulmonal considerable por los años que estuvo fumando, a los tres o cuatro intentos estaba asfixiado y nos tuvo que llamar para que los ayudásemos.

Bien, pues como ya he dicho, ha pasado casi un año de aquello, y todavía no he visto ninguna consecuencia positiva, ni la veré. ¿Era necesario? Creo yo que el universo podría haberse mantenido en equilibrio sin que mis abuelos tuvieran que pasar aquel mal trago. Ya la repanocha fue la coincidencia destructiva que acompañó al accidente innecesario. A las 5 de la mañana pegué un respingo de la cama al oír sonar el teléfono, no sólo por el sonido en sí, sino porque a esas horas sabía que algo bueno no iba a ser. Fuimos a ayudar a mis abuelos y nos quedamos con ellos para tranquilizarlos. Volvimos a casa sobre las 7, y ya no me podía dormir. Si aquello hubiera pasado cualquier otro día no me habría perjudicado tanto, pero no, tenía que ser la madrugada del 31 de diciembre, por lo que a la noche, en fin de año, estaba que no me tenía en pie.

Durante este año se me han sucedido algunas que otras putadas más, de éstas en las que parece que se te pone todo en tu contra, que el universo se vuelca para que no consigas lo que intentas hacer. Y no logro alcanzar a entender cómo esas putadas pueden llegar a tener consecuencias positivas. Además, dentro de lo malo yo estoy en lo bueno, porque hay accidentes innecesarios mucho peores, que incluso se cobran vidas humanas.

Podemos hablar de suerte o azar, pero los cristianos quieren hablar de destino, de que todo sucede por una razón. Bien señores, hablemos. Creo que Dios no es el único que lo dispone todo, hay alguien más, algo más. Si queremos pensar que Dios es el bien puro, el amor puro, ¿por qué es tan descabellado pensar que en el universo pueda haber una fuerza diametralmente opuesta? Mi teoría es que, si existe un Dios, es éste el que se encarga de las cosas buenas, mientras que "el otro" se encarga de lo malo y busca la forma de putearnos día a día para que perdamos nuestra fe. De lo contrario, si es lo que dicen los cristianos de que Dios todo lo dispone, éste no sería la bondad pura, sino más bien un niño sin control que juega con nosotros como si fuéramos marionetas. Prefiero pensar que esto es más como un tira y afloja, el bien contra el mal, como ha sido siempre en un ser como la hombre, neutral de nacimiento y destinado a tomar uno y otro camino según las circunstancias de la vida.


lunes, diciembre 08, 2008

Especial Tercer Aniversario (presentado por Jose_Marri)


¿Qué? ¿Yo? ¿Pero si esto es una mierda de blog? ¿Qué coño voy a decir? Sephiroth XI, tu blog apesta, hablando siempre de tonterías que no le importan a nadie, como lo de que te pican los mosquitos por las noches o las películas esas que tú me dirás de dónde te las sacas, porque no las conoce ni Dios. Y encima me cargas a mí con la cosa esta de presentar el tercer aniversario de tu blog, cuando en los otros dos quienes lo hicieron eran personajes de Los Simpson. ¡Y odio Los Simpson!

Tres años llevas ya, tres putos años, dando por culo en internet. Es increíble que no te hayas desmotivado ya para dejar de escribir. La culpa la tenéis vosotros, White Wolf, The leper, Saray, Alejandro, Cabeza Derecha, Señor Oscuro, Ruluque... ¡Ruluque, maldito traidor! ¿Por qué coño le dais cuerda a este tío, no veis que se lo cree y sigue escribiendo insoportables posts? Porque vosotros me diréis qué utilidad tiene el post anterior, a ver. Lo peor es que este tío se cree alguien cuando escribe, a ver si se echa novia de una puta vez y cesa en su empeño de aburrir al mundo con sus frikadas.

jueves, octubre 30, 2008

¡Sephiroth XI al desnudo!


Sé lo que estaréis pensando viendo la foto, que soy un frikazo de mucho cuidado, a parte de que muchos os estaréis tapando la cara con las manos para no presenciar tan grotesco espectáculo. ¿Y a qué se debe esta renuncia tan rotunda a lo poco que me quedaba de dignidad? No es más que una forma de hacer alusión a la metáfora del título de este post (lo siento, pero los que queráis verme desnudos de cintura para abajo, tendréis que hacerlo pagando).

Llevaba tiempo pensando abrir un turno de preguntas en mi blog, para que esto no fuera un monólogo. La idea, he de reconocerlo, no es mía, sino de mi amigo Señor Oscuro, que alguna que otra ocasión ha respondido preguntas de sus lectores y lectoras (no escribo "lectores" de forma agenérica porque no exagero si digo que el 90% de las visitas que recibe son de féminas, y no porque se tan atractivo como yo, sino por su calidez y sinceridad a la hora de escribir). Así que como acabo de quedarme sin ordenador, y conociendo el servicio de PCBox tardarán más de una semana en devolvérmelo, aprovecho esta ocasión en la que voy a dejar de postear (qué coño, últimamente estaba tan perro que posteaba una vez cada dos semanas), os dejo este post para que escribáis en comentarios las preguntas que queráis hacerme. Prometo contestarlas a todas, eso sí, no garantizo que todas las respuestas sean satisfactorias. Y ya que he puesto esa foto tan degradante, que sirva de algo. El límite de preguntas que responderé (ni de coña lo vamos alcanzar, pero bueno), será de 300.

jueves, octubre 16, 2008

El ataque del mosquito fantasma


Anoche, poco antes de acostarme, encontré en mi cuarto un mosquito. Las moscas al menos son razonables, vale que si les abres la ventana estarán un rato dándose cabezazos contra el cristal de la parte que esté cerrada y tendrás que echarles tú una mano, pero al final se van. Sin embargo, un mosquito cuando entra en un dormitorio dice "aquí me quedo" y no hay dios que lo eche, además de que son tan ligeros de peso que el propio viento que entra por la ventana los empuja hacia dentro. Total, que como no estaba dispuesto a que ese diminuto intruso me diera la noche (todos conocemos la afición de estos endemoniados por comernos la oreja cuando intentamos dormir), opté por aplastarlo entre las palmas de mis manos y arrojar su cadáver por la ventana. La cerré y me fui a la cama victorioso.

Cuando me estaba adormilando me pareció escuchar un zumbido de mosquito rondando por mi cuarto. "No puede ser" pensé, "acabo de matar a un mosquito, ¿cómo va a haber otro? Debo estar volviéndome paranoico". Pero no, no eran alucinaciones, había cantado victoria demasiado pronto. Aquel mosquito hizo lo que mejor se les da a los de su especie: dar por culo. Digo "a ver si me duermo y así aunque me pique no me entero", pero noooo, eso es imposible, porque aquel mosquito se mantenía oculto hasta el momento en el que estaba a punto de conciliar el sueño. Entonces, con la precisión de un caza militar, sobrevolaba mi oído el tiempo justo para que yo saltara de un respingo y me pegara una torta a mí mismo intentando matarle, pero con la suficiente velocidad como para esquivar mis golpes.
Si después de uno de estos respingos encendía la luz, nada, era como si el mosquito hubiera desaparecido. Pero yo sabía que estaba en algún sitio, escondido, observándome. Si me quedaba un rato con la luz encendida no se movía de su escondite. El cabrón además de rápido era paciente. Al final siempre me aburría yo y acababa apagando la luz.

Al cabo de un rato, cuando volvía a quedarme dormido, tzzzzz... Otra vez respingo. Otra vez partirme la cara yo sólo. Otra vez castigar mis pupilas encendiendo la luz. ¿Y para qué? Para que el muy jodido siguiera riéndose de mí.
Mi encabronamiento ya alcanzaba niveles hulkianos. Llegué a desear que aquel mosquito fuera del tamaño de un perro para poder matarlo a palos. Abrí la ventana, pero como en la cama sólo tengo una sábana y una colcha fina, pasaba frío y volví a cerrarla. Este mosquito no era normal, tenía que ser el último ejemplar de una plaga enviada por la ira de Dios hace miles de años. Entonces caí en la cuenta. ¿Y si el mosquito que maté y el que me estaba dando por culo eran el mismo? ¿Y si se trataba de un mosquito fantasma? Eso explicaría por qué tenía esos poderes. Por qué era capaz de sentir cuándo estaba a punto de dormirme para joderme lo más posible. Por qué no había forma de matarlo sabiendo que estaba justo encima de mi oreja. Por qué cada vez que encendía la luz se esfumaba sin dejar rastro.

Fuera como fuere, aquel mosquito no me permitió dormir en toda la noche, era su voluntad. Hoy rezo por que haya dado por cumplida su venganza cual Cuervo y pueda descansar en paz en el cielo de los mosquitos, y reflexiono sobre la utilidad de estos molestos insectos. Ya cumplieron su función en la vida: picar a los dinosaurios y quedar atrapados en la savia de los árboles para que pudiéramos obtener ADN de los extintos reptiles y clonarlos. Entonces, ¿por qué siguen aquí? Ya sólo sirven para que los lagartos se los coman. Pero en vez de irse al campo para ofrecerse de alimento a los camaleones, una especie en protegida, vienen a las ciudades a dar por saco a los humanos. Pues no lo entiendo, de verdad. No lo entiendo.


martes, octubre 14, 2008

Guerra de acentos


El pasado domingo fue el Día de la Hispanidad, aunque cada cual lo celebra por motivos distintos. Mientras en Latinoamérica conmemoran el contacto cultural que se dio consecuencia del descubrimiento del continente por parte de Cristóbal Colón, en España, en un ejercicio de humildad, celebramos el nacimiento del Imperio Español. Yo personalmente prefiero la primera forma de entender la fiesta, pues la segunda no hace falta decir que quedó obsoleta en el momento en el que las colonias españolas declararon su independencia hace ya casi dos siglos.

Pues bien, siendo todos a día de hoy un conjunto de países hermanados por un mismo idioma, me parece estupendo que nos abramos unos con otros, que compartamos nuestra cultura. De tal forma que a España nos llegan series y telenovelas (El Chavo del Ocho, Cristal, Topacio, Corazón Salvaje... ¡qué recuerdos!), música (aunque no suele gustarme el pop latino y odio el reggaeton), y de vez en cuando recibimos con los brazos abiertos al mexicano Guillermo del Toro cuando viene a echarnos una mano en eso de hacer cine, un arte que no acabamos de domar. A Sudamérica también llegarán productos nuestros, imagino. Hace siete años chateé con un chico mexicano que me dijo que allí veían El Juego de la Oca presentado por Emilio Aragón. Y sé que también llegan cantantes de aquí como David Bisbal (de nuevo el pop latino). En fin, por norma general somos amigos, excepto cuando a los políticos no les da la gana.

Pero como se dice en España, tontos los hay en todas partes. A mi entender, los de España son los xenófobos e intolerantes. En latinoamérica también hay intolerantes, no hacia los españoles, sino hacia (atención) sus doblajes de películas y series. Manda huevos que justamente este Día de la Hispanidad estuviera viendo en YouTube un vídeo de Los Simpson y me encontrara con varios comentarios de gente que criticaba el doblaje español únicamente porque no les gusta nuestro acento. En España estamos acostumbrados a escuchar acentos que no sean el nuestro, porque llevamos décadas viendo telenovelas sudamericanas, y porque dentro del propio país también hay una diversidad cultural bastante rica. Además, muchas películas y series de animación estadounidenses hasta hace poco habían sido dobladas en estudios sudamericanos en un llamado español neutro, el cual, aunque su intención era ofrecer el idioma sin ningún acento característico de una región, tenía un seseo claramente latino. Pero parece ser que algunos mexicanos, chilenos, argentinos o venezolanos, no están abiertos a escuchar nuestro acento español, generando un conflicto tan necesario como inteligente (es decir, cero).

A través de internet y YouTube, escuchan el doblaje español de series y películas que ya tienen ellos con doblaje latino, de modo que el acento les suena diferente, y lo critican sin ningún fundamento. Si bien yo no me creo esa leyenda urbana de que el doblaje español es tan bueno que a veces incluso supera las voces originales de los actores, tampoco creo que sea tan pésimo como dicen. A los españoles por supuesto esto nos incomoda, pero en vez de abordar el tema con inteligencia, muchos lo que hacen es responder a esas críticas con insultos y comentarios xenófobos, cosa que comprensiblemente
molesta también a los sudamericanos. Esta situación también se puede dar a la inversa, es decir, que sean los españoles tontos los que inicien el conflicto criticando el doblaje latino. De un modo u otro, ¡voilà!, ya hemos conseguido una guerra de acentos.

Como ya he dicho, es un conflicto innecesario. Cada uno tiene su doblaje, el cual siempre le sonará mejor que el del otro. Así pues, ¿para qué discutir? No nos va a llevar a ninguna parte, únicamente va a servir para dividirnos, y para eso ya están los políticos. De todas formas, yo soy partidario de ver las películas en versión original.

domingo, octubre 05, 2008

The Logical Song



When I was young, it seemed that life was so wonderful,
a miracle, oh it was beautiful, magical.
And all the birds in the trees, well they'd be singing so happily,
oh joyfully, oh playfully watching me.
But then they sent me away to teach me how to be sensible,
logical, oh responsible, practical.
And then they showed me a world where I could be so dependable,
oh clinical, oh intellectual, cynical.

There are times when all the world's asleep,
the questions run too deep
for such a simple man.
Won't you please, please tell me what we've learned
I know it sounds absurd
but please tell me who I am
I said now watch what you say they'll be calling you a radical,
a liberal, oh fanatical, criminal.
Won't you sign up your name, we'd like to feel you're
acceptable, respectable, oh presentable, a vegetable!
Oh Take it take it yeah!

But at night, when all the world's asleep,
the questions run so deep
for such a simple man.
Won't you please, please tell me what we've learned
I know it sounds absurd
but please tell me who I am.

Who knows who's so logical?

jueves, octubre 02, 2008

Bienvenidos a Sandford


Este verano he visto Hot Fuzz (con la horrorosa traducción en España de Arma Fatal) una divertida comedia de acción y suspense de los creadores de la genial parodia Shaun Of The Dead (con una "traducción" aún más horrorosa: Zombies Party). Por lo tanto, repiten como pareja protagonista Simon Pegg y Nick Frost, como director Edgar Wright, y como guionistas Wright y Pegg. La película trata de un supermadero londinense cuyos compañeros, hartos de que éste siempre quede por encima de los demás dejándolos en mal lugar, deciden destinar a la pequeña localidad de Sandford, donde en un principio se volverá paranoico, aunque poco a poco irá descubriendo que no todo allí es trigo limpio.

Y es del pueblo en sí de lo que quería hablaros hoy, no de la película. El nombre de Sandford en Inglaterra es como el de Springfield en Estados Unidos: hay varios distribuidos por todo el país. Sin embargo, Hot Fuzz no se rodó en ninguno de los Sandfords reales, sino en Wells, Somerset, el pueblo natal de Edgar Wright. Es un lugar precioso de arquitectura románica gótica, famoso por su catedral, aunque en la película la suprimieron digitalmente para que la Iglesia de St. Cuthbert fuera el edificio principal de la ficticia Sandford.

Me encantaría ir alguna vez por allí. ¿Alguien se apunta al viaje?


domingo, septiembre 28, 2008

In-A-Gadda-Da-Vida


Lilith se exigía demasiado y Adam se cansó de ella, así que la mandó a paseo. Quería una chica menos complicada. Dios, que es un tío enrollado, le quitó una costilla y con ella creó a Eva. Con ella se lo pasaba bomba. Todo el día tirados en ese agradable jardín, o jugueteando, o pegándose buenos revolcones con roce incluido. Allí podían hacer de todo, siempre y cuando no incordiaran a la fauna ni estropearan la flora del jardín. Había dos árboles bien vistosos: el árbol de la vida y el árbol de la sabiduría. Del segundo Adam y Eva tenían prohibido comer sus frutos. Pero ya sabéis cómo son estos chavales, basta que les digas algo para que hagan todo lo contrario. Además, empezaron a dejarse influir malas compañías, una embaucadora serpiente que rondaba por allí. Total, que al final desobedecieron. Dios se cogió un buen mosqueo, como es lógico. Si van a vivir a su costa, qué menos que amoldarse a sus normas, ¿no? Puso a los dos de patitas en la calle, que se las apañaran solos. Y así Adam y Eva, y sus descendientes, tuvieron que buscarse la vida... hasta hoy.

Y viendo el rumbo que está tomando mi generación, me doy cuenta de que muchos hubieran preferido que Adam y Eva no hubieran mordido el fruto del árbol de la sabiduría, que el hombre no hubiera adquirido el discernimiento entre el bien y el mal, y por tanto el libre albedrío. Serían capaces de renunciar a todo ello con tal de poder pasarse la vida mantenidos bajo la protección paterna, vagueando y echando polvetes día sí, día también.

Sé que tenemos complicaciones para encontrar nuestro primer empleo, y muchas más para adquirir una vivienda, pero joder, hagamos algo a parte del puto botellón, ver Gran Hermano y hablar por Messenger. Luego nos pesará en la conciencia, cuando seamos viejos y nos estemos muriendo en un asilo roñoso, haber desperdiciado nuestra vida.


jueves, septiembre 25, 2008

¡Ay omá qué rica!


Anoche vi el primer episodio de
Plutón B.R.B. Nero (o Plutón Verbenero si se prefiere), la esperada serie de ciencia-ficción realizada por Alex de la Iglesia (El Día de la Bestia, La Comunidad), director que siempre anda a medio camino entre la parodia y el homenaje. La serie tampoco es que sea algo fuera de serie (valga la redundancia), es una divertida mezcla de Star Trek, Acción Mutante y Enano Rojo. pero resulta innovadora para lo que se ve ahora en televisión (aunque reconozco que no veo mucha). No te hará estallar a carcajadas, pero entretiene.

En el reparto vemos caras conocidas de la filmografía del director, como Enrique Villén (Crimen Ferpecto), Manuel Tallafé (800 Balas) o Enrique Martínez (Los Hombres de Paco). Encontramos también a Carlos Areces (el joven Rappel de Muchachada Nui) y Antonio Gil (Chocolat). Pero quien me ha llamado la atención es la joven actriz Carolina Bang.

Lo sé, ya soy mayorcito para estas tonterías, y seguramente me veáis como un patético pajillero o peor aún, como un acosador en potencia, pero me he quedado prendado de esta chica como un colegial. Habrá actrices mucho mejores que ella, sí, y más monas, también, pero esta chica ha despertado mi fetiche: las barrigas. Dios, cuando la vi pasear por la nave con esa camiseta corta que le dejaba el ombligo al aire, el corazón se me puso como loco. Aquella era la tripita ferpecta: no era plana como una tabla pero tampoco era fofa, sobresalía algo muy sutil, casi una insinuación de barriga.

En fin. Álex tu serie es más que correcta, pero mucho me temo que
si llego a aficionarme a ella será por Lorna, la androide científico. Tenga usted buen provecho, Capitán Valladares.


martes, septiembre 23, 2008

Carta a Arturo Pérez-Reverte

No ha habido forma de encontrar el correo electrónico de Arturo Pérez-Reverte, así que al final he optado por publicar aquí una carta dirigida a él en respuesta a cierto artículo bastante desagradable, con la esperanza de que algún llegue a leerla.

Estimado don Arturo.

Déjeme decirle de antemano que un amigo mío es un gran admirador de sus novelas, y que seguramente me llevaré una regañina por su parte cuando le cuente que me he atrevido a replicarle a usted en esta carta. Le escribo en respuesta a su artículo que publicó en marzo de 2008 en XLSemanal sobre la Marcha Zombi por Madrid (ojo, no Orgullo Zombi, ese es el nombre que en un principio tuvo la movida y que decidimos cambiar al considerarlo poco acertado). Como imaginará, me he sentido aludido por el artículo, ya que soy uno de los organizadores de este evento.

He de reconocer que soy joven, por tanto inexperto, y no he visto tanto mundo como usted. Solamente he presenciado tales carnicerías a través de los medios de comunicación, nunca me ha golpeado en la cara un chorro de sangre caliente ni el hedor de una fosa común, y dentro de lo posible, prefería que la cosa siguiera así. Pero eso no quiere decir que no sea consciente de que todas esas cosas que usted describe en su artículo, y en las cuales se recrea con cierta ironía, ocurren día a día en este mundo tan bonito en el que vivimos.

Supongo que, dada su situación, nunca le habrán entusiasmado demasiado el terror y el gore. Reconozco que a mí también me repugnan algunas películas del género. Holocausto Caníbal la vi una sola vez con mucho esfuerzo y no he querido repetir la experiencia, y lo mismo con Gomia, Zombie 3 y otras abominaciones bizarras que se consideran clásicos, que nunca entenderé qué pueden ver en ellas a parte de un colosal derroche de tomate y más cosas bonitas que no querrá que le describa. Sin embargo, hay un director, George A. Romero, que demostró al mundo que las películas de zombis podían tener argumento y más aún, que éste podía ser bueno. De tal forma que en su filmografía encontramos críticas al conservadurismo estadounidense (La Noche de los Muertos Vivientes), al consumismo de la sociedad moderna (Zombie: Amanecer de los Muertos) o a la brutalidad de la clase militar (El Día de los Muertos).

Pues bien, tras esta pequeña lección de cine de terror, le aclararé que el lema de la marcha no es “Sangre, sangre, dame más sangre”, sino homenajear a este director de cine del cuál somos admiradores. Nuestra intención no era mofarnos de las masacres del mundo, ni mucho menos perjudicar a quienes las hayan presenciado con sus propios ojos. Si ha sido así, mis más sinceras disculpas. Mire que odio el argumento que hoy todo el mundo se saca de la manga de “si no te gusta no lo veas”, para mí es como si me dicen “si no te gusta que vendan droga en tu barrio no compres tú”, pero si vernos desfilar por Madrid le va a traer tan malos recuerdos, le recomiendo que nos evite. Si así lo desea le informaré con tiempo del itinerario que tomaremos para que avise a quien vea pertinente. De esta forma, si se encuentra con nosotros, no será fortuitamente ni de sopetón. Sólo será un día al año, el resto del tiempo podrá pasear tranquilo.

Atentamente:
R.P. Sephiroth

P.D: El hecho de que discrepe con usted en este artículo no quiere decir que lo haga siempre, estoy bastante de acuerdo con sus opiniones sobre mi ciudad, Sevilla.

miércoles, septiembre 03, 2008

Atolladero en DVD


Supongo que muchos de vosotros no conoceréis Atolladero, un western futurista español basado en un cómic de Óscar Aibar, quien también escribe y dirige la adaptación cinematográfica. La película está protagonizada por Pere Ponce, el Padre Eugenio de Cuéntame, y también participan Joaquín Hinojosa (Herederos), Benito Poncio (La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón), Ariana Gil (El Laberinto del Fauno), los fallecidos Carlos Lucas (Airbag) y Félix Rotaeta (Tiempos Mejores), y el cantante Iggy Pop (aquel que ponía ritmo a la carrera de Renton por escapar de la policía al principio de Trainspotting), el cual además interpreta el tema central de la película Atolladero Song, junto al compositor Javier Navarrete (El Espinazo del Diablo, El Laberinto del Fauno).

Pues sí, sé lo que estás pensando. ¿Cómo es que no conocía esta película hasta que el bueno de Sephiroth me ha puesto al corriente? Es una buena pregunta. Yo lo que creo es que no recibió el apoyo adecuado de una distribuidora, así que hoy, trece años después de su estreno, somos pocos los que nos acordamos de ella. Supongo que en aquella época, a excepción del cine de Álex de la Iglesia, las comedias horteras eran lo único rentable en España (y por desgracia, la cosa no han cambiado mucho desde entonces), así que películas como esta, que se salen de lo normal o al menos lo intentan, eran vistas con recelo por las distribuidoras.

De los que nos acordamos de esta rareza del cine español, seguro que a muchos nos gustaría una edición especial en DVD, con comentarios del director, entrevistas, documentales y todas esas delicias que nos gustan tanto a los cinéfilos. Pero parece que eso no llegará nunca, así que mientras las distribuidoras se deciden, me ha dado por elaborar una edición sencilla que quisiera compartir con vosotros. Lo sé, esto es piratería y los hombres de negro podrían venir a incordiarme, pero al fin y al cabo, ¿qué derecho tienen ellos, si es un producto que no se explota en el mercado? Esto no quiere decir, por supuesto, que no respete el trabajo de los responsables de la película, todo lo contrario, únicamente pretendo darles lo que las distribuidoras y los hombres de negro no les han dado: la oportunidad de difundir su obra en formato digital. No obstante, si el propio Óscar Aibar o cualquier otro miembro del equipo me pide que retire los enlaces, lo haré sin problemas. Del mismo modo, también lo haría si algún día se llega a editar la película en DVD de forma oficial.

Para que nadie se sienta "estafado" con mi trabajo, voy a realizar un análisis tipo ZonaDVD.

DATOS TÉCNICOS:

Duración: 1h 38m 30s
Menús animados
Selección de escenas

Características de vídeo:

- Relación de aspecto : 16:9 (panorámico)
- Compresión: MPEG-2
- Modo de vídeo: 625/50 (PAL)
- Resolución: 720x576 (625/50)
- Calidad: 9.64 Mbps

Características de audio:

- Pistas de audio: 1 (español)
- Modo de codificación: Dolby AC-3
- Canales de audio: 2.0
- Calidad: 48kHz, 192.00 Kbps

IMAGEN:

El máster del que he partido es una cinta VHS en catalán pasada a DivX, por lo que mucho de los rótulos están en ese idioma. La imagen carece de defectos de celuloide.y los colores se reproducen fieles a la fotografía de Carles Gusti, en la cual reina un toque amarilleno y anaranjado en la línea de los westerns.

Con respecto al máster, la trasferencia a DVD no es espectacular pero sí satisfactoria. Dado el origen de la imagen se resiente bastante la definición, perjudicando sobre todo a los planos largos que abundan en la película. Con una elevada tasa de bitrate de 9,64 mbps, no hay defectos de compresión de gravedad, sólo los que puede esperarse de un DivX hinchado a MPEG-2, en este caso un leve grano que acompaña a toda la película sin llegar a ser molesto y algunos macrobloques. No obstante, estos defectos son inapreciables en una televisión convencional, percibiéndole sólo en pantallas HD. En definitiva, es una imagen limitada pero limpia.


SONIDO (VERSIÓN ORIGINAL):

La versión castellana que encontré provenía también de un VHS pasado a DivX, aunque se conservaba bastante peor que la versión en catalán, ya que no se trataba de una cinta original, sino de una grabación domestica de TVE2 en una cinta gastada.

Para el DVD, opté por hacer lo que se dice un trabajo de chinos: montar el audio, dejando el sonido en catalán y sustituyéndolo por el español únicamente en los momentos de diálogos. Por consecuencia, la mayoría de efectos de sonido y la música de Javier Navarrete suenan nítidos, mientras que las voces de los actores tienen un efecto enlatado, aunque se siguen sin problemas. He procurado comprimir el audio lo menos posible para conservar la calidad, así como respetado su formato estéreo 2.0. El resultado es un sonido bastante correcto.

Por desgracia, los medios de que disponía para crear el DVD no me permitían introducir una pista de audio alternativa, por lo que carece de doblaje catalán.

VALORACIÓN GLOBAL:

Con un detalle pobre en la imagen, una única pista de audio y una total ausencia de extras, si este DVD estuviera en el mercado, sin duda sería para tirárselo a la cara a la distribuidora. No obstante, se trata de un trabajo casero hecho desinteresadamente por un admirador de la película. Así que, mientras no haya a la vista nada mejor (y esperemos que sí lo haya), aquí tenéis una buena oportunidad para descubrir esta pequeña joya.

Enlaces eD2K:

1. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_1.VOB
2. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_2.VOB
3. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_3.VOB
4.Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_4.VOB
5. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - Resto.rar





NUEVO: Tutorial para grabar el DVD

Como algunas personas me han dicho que no saben cómo grabarse la película en un DVD una vez descargada, voy a publicar aquí un pequeño tutorial sobre cómo hacerlo en 6 sencillos pasos:

1- Descomprimid la carpeta VIDEO_TS del archivo WinRar y pegadla en el escritorio o donde queráis.

2- Pasad a esa carpeta los archivos VOB del 1 al 4.

3- A dichos archivos, cambiadles el nombre. Borradles "Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - " y dejadles sólo los nombres de archivos VTS ("VTS_01_1", "VTS_01_2", "VTS_01_3" y "VTS_01_4").

4- Abrid el Nero o el programa para grabar DVDs que tengáis. Seleccionad una compilación nueva en formato DVD Vídeo.

5- Pasad todos los archivos de la carpeta VIDEO_TS que creamos en el paso 1 a la compilación del DVD en una carpeta con el mismo nombre (la carpeta AUDIO_TS la dejamos vacía).

6- Seleccionad la velocidad de grabación del disco. Es preferible no dejar la máxima, sino usar la que está justo por debajo. Editamos también si queremos la etiqueta del disco, siempre con letras mayúsculas y con guiones bajos en lugar de espacios.

7- Y listo, ya podemos empezar la grabación. Tardará menos de 15 minutos, y cuando termine (esperad a que se finalice, como los CDs) ya podremos reproducir el DVD en nuestro salón.

domingo, agosto 24, 2008

Shrinking Universe



Cast your eye tears on to me
And I'll show you what you really need
Give too much attention
And I'll reflect your imperfections

Purposeless survival
Now there's nothing left to die for
So don't struggle to recognize
Now the cruelly heart-felt suicide

Can't you see it's over?
Because you're the God of a shrinking universe

lunes, agosto 11, 2008

¿Manipulación informativa?

El sábado por la mañana me disponía a ver con unos amigos la trilogía de Regreso Al Futuro, ya que había uno que aún no las había visto. Éste fue el primero en llegar y, mientras esperábamos a los otros, nos pusimos a ver las noticias de CNN+, en ellas pusieron un reportaje bastante crudo sobre las consecuencias del ataque de Rusia a Serbia. De repente, el reportaje se interrumpe y volvemos a ver a la presentadora, la cual, sin dar ninguna explicación dice "cambiamos de tema", y se pone a hablar de la siguiente noticia: un senador demócrata de Estados Unidos podría tener una relación con la cineasta encargada de la campaña propagandista del partido.

Uno sopesa las dos noticias y, por supuesto, gana la de Serbia. Ignoro los motivos por los que la emisión del reportaje fue interrumpida. Tal vez fuera un fallo técnico, o un fallo humano como un error de calculo de la duración del VTR, pero es extraño que no pidieran disculpas y continuaran con el programa como si nada, cuando se trataba de un salto brusco bastante notable.

domingo, julio 27, 2008

Llámeme Rhona


Una zona de la isla de Inglaterra asolada por un virus mortal, devastada y puesta en cuarentena, y no, no es
28 Días Después. Un muro levantado para contener el virus, abandonando a su suerte a los que quedan dentro, una heroína muy vacilona, y no, no es Resident Evil 2: Apocalipsis. Un soldado tuerto de un futuro distópico enviado a adentrarse en una zona vallada y devastada de la que no hay salida para rescatar a alguien, teniendo que cumplir un estricto plazo para el beneficio de los mandamases, y no, no es 1997: Rescate En Nueva York. Una mujer que ya vivió en sus propias carnes la peor de las pesadillas, y que ahora debe regresar a la cabeza de un equipo de soldados con vehículos futuristas, y no, no es Aliens: el Regreso. La anarquía total tras una catástrofe, cuyos supervivientes se organizan en tribus, el hombre devorando al hombre, la ley del más fuerte, persecuciones por carretera de llamativos vehículos que conducen por la izquierda, y no, no es Mad Max.

Ese es más claro y uno de los pocos problemas que tiene la nueva cinta de Neil Marshall, Doomsday, su tremendo parecido con otras películas. Sin embargo, al igual que nuestro A.J. Bayona, Marshall no oculta sus influencias. El director británico ya nos demostró con Dog Soldiers y sobre todo con The Descent, una joya de la serie B actual, que era capaz de darle un soplo de aire fresco al cine fantástico. Sin embargo, en Doomsday opta por hacer un homenaje en toda regla a los clásicos 1997: Rescate en Nueva York de John Carpenter y Mad Max de George Miller, y esto se agradece mucho más que cualquier remake profanador. No en vano, dos de los miembros del equipo de soldados liderado por una espectacular Rhona Mitra (Shooter: El Tirador) se llaman Carpenter y Miller. No obstante, Marshall también aporta momentos memorables, como la escalofriante barbacoa caníbal, o el encuentro de sopetón con mi añorada estética tecno-místico-futurista que sólo se han atrevido a usar en películas desafortunadas como Beowulf de Christopher Lambert (en la que también aparece Mitra) o la entretenida pero castigada por la crítica El Imperio Del Fuego.

Doomsday
cuenta con un reparto de lujo. La ya citada Rhona Mitra, Bob Hoskins (¿Quién engañó a Roger Rabbit?), el mismísimo Malcom McDowell (La Naranja Mecánica), y tres caras conocidas en la filmografía de Marshall: Sean Pertwee (Horizonte Final), Nora-Jane Noone (The Descent) y Craig Conway (Dog Soldiers), el cual interpreta al desquiciado Sol, que parece una mezcla de Wez y el Duque de Nueva York. La banda sonora también es de alta factura, a cargo del compositor Tyler Bates, responsable de las impecables partituras de Amanecer De Los Muertos y 300, por lo que era de esperar un buen trabajo en melodías de acción y desolación.

En definitiva, Doomsday es una película hecha por y para frikis. Si te gusta la ciencia-ficción ochentera, los parajes post-apocalípticos, el gore y la acción pura, quedarás más que satisfecho.

martes, julio 15, 2008

Peluquerísticamente conservador


En mi infancia solían lleverma a una peluquería del barrio, la clásica peluquería de hombres, en la que se escuchaba música de calidad y los peluqueros te daban conversación. Era tan de hombres que en vez de tener revistas de cotilleos junto al sofá de espera tenían revistas porno. De hecho, una vez que mi madre me dejó allí cogí una y me la quitaron de las manos gritando "chiquillo, no mires eso que te vas a poner malo". Después de aquello quitaron las revistas porno y, entre las interesantes revistas de ciencia, lo que pusieron fue rebeos de Mortadelo. En fin, allí se respiraba buen ambiente.

Cuando tenía 15 años abrieron por aquí otra peluquería, más grande, más moderna y unisex, aunque el 90% de su clientela eran mujeres. Era una franquicia, tenía varios locales por toda la ciudad. Para darse a conocer, repartieron vales por un pelado gratis, y uno de esos vales fue a parar al buzón de mi familia. Mi madre, que siempre había estado muy encima mía para controlar mi imagen, me mandó allí, pese a que yo tenía reparos en ir a una apeluquería que prácticamente era de mujeres. Aquel sitio era de lo más fashion, las revistas únicamente eran catálogos de cortes de pelo, y en la radio tenían puesta Los 40 Principales. La mayoría de los peluqueros eran metrosexuales (esta es una palabra artificial cuyo significado nunca me ha interesado conocer, y de hecho no conozco del todo, pero seguro que lo eran). Allí me hicieron un corte moderno que a mi madre le gustó mucho, así que a partir de entonces aquella fue mi peluquería.

Hasta el año pasado, que empecé a cansarme de ese rollo. Siempre me tocaban o un tío tela de chulo que hacía lo que le daba la gana, o una pánfila que en vez de sangre tenía orchata, o uno que estaba siempre nervioso. Fue este último el que me atendió allí por última vez. Tenía el pelo larguillo, y le dije que lo que quería era que me despejara la nuca y los lados y me quitara volúmen por arriba unque dejándomelo más largo que el resto, de forma que pudiera seguir peinándomelo. Es decir, un pelado normal, de los de toda la vida. Pues nada, el tío no se enteraba. Era incapaz de concebir cualquier cosa que se saliera del típico pelado corto para llevar los pelos de punta. Total, el tío me hizo una chapuza para salir del paso, el peor pelado profesional que me han hecho en mi vida, y encima con mala cara. Fue entonces cuando dije "hasta aquí hemos llegado, que somos ya mayorcitos para hacer lo que nos diga mamaita" (sí, cuando hablo conmigo mismo lo hago en plural).

Volví a la peluquería del barrio, la de toda la vida, donde, dando exactamente las mismas indicaciones que en la otra, me entienden perféctamente. Y lo mejor es que si te apetece un corte moderno, también te lo hacen. Por esto tengo que decir que en muchas cosas no, pero peluquerísticamente hablando, soy conservador.

jueves, julio 10, 2008

That pink bastard


El pasado domingo me disponía a ir a ver el remake de Funny Games. Mi intención era, habiendo visto la película original, prestar atención a las reacciones del público que la desconociera. Pero en el último momento me arrepentí de gastar mi dinero en la entrada para una película que prácticamente ya he visto, y decidí destinar ese dinero a ver Los Cronocrímenes, el primer largometraje de Nacho Vigalondo, quien ya ha demostrado tener talento y originalidad como guionista en cortos como El Tren De La Bruja de Koldo Serra (del cual yo mismo interpreté a uno de sus personajes en una modesta adaptación teatral en la escuela de imagen y sonido) o como director en el sencillo pero sorprendente 7:35 De La Mañana.

Los Cronocrímenes, como cabía esperar viniendo de quien viene, es un trabajo entretenido y original que consigue dejar buen sabor de boca. La película cuenta las peripecias de Héctor (
Karra Elejalde), un pureta felízmente casado aunque algo voyeur, el cual, huyendo de un extraño tipo con vendas rosas que le ataca con unas tijeras, acaba metiéndose en una máquina del tiempo y viajando una hora al pasado. Pese a que el argumento resulta de lo más inusual en el cine español, la película no se libra de algunos de sus tópicos, como el clásico par de mameyas o el tono de humor. No obstante, eso la hace aún más especial: es cine español, pero hecho con calidad. Tiene giros argumentales sorprendentes y, aunque el ritmo decae un poco en la tercera parte del metraje, su desenlace es demoledor. Además de esto, se aprecian guiños al cine favorito de Vigalondo. No podemos evitar recordar, por ejemplo, las explicaciones de Doc sobre los viajes en el tiempo en la trilogía de Regreso Al Futuro o el característico suspense de Hitchcock.

El trabajo del escaso reparto dista mucho de ser memorable, pero resulta efectivo. El propio Nacho Vigalondo, que ya ha trabajado de actor en sus cortometrajes, se guarda aquí el papel de "Doc", aunque los papeles están intercambiados, siendo el científico el jóven y el que viaja al pasado el maduro.
Elejalde hace un papel que puede recordar al que tuvo en Airbag hace ya una década: un hombre simple y patoso capaz de sacar agallas en situaciones desesperadas. La música de Eugenio Mira, al igual que la película está hecha a la antigua, repleta de guiños al pasado, y al igual que el reparto, no destaca especialmente aunque no por ello podamos decir que no sea correcta.

Es admirable que una película que cuenta con unos medios tan modestos, sin efectos especiales, resulte tan interesante e innovadora en el cine español, demostrando que se equivocan los que dicen que el problema de nuestro país es la falta de dinero destinado al séptimo arte. Por otra parte, es triste que propuestas como estas no reciban el apoyo que merecen. No he visto nada sobre ella en televisión y se ha proyectado en poquísimas salas. De hecho, en mi ciudad sólo estaba en una. Parece que las comedias banales que no tienen argumento, sino situaciones que divierten a espectadores sin muchas luces, tienen más peso en el cine español que algo nuevo que haga pensar un poquito.


jueves, junio 26, 2008

Golpéame lo más fuerte que puedas


Con el regreso de Edward Norton en El Increíble Hulk, la semana pasada me entraron ganas de volver a ver El Club de la Lucha, la cuarta película de David Fincher, basada en la novela homónima de Chuck Palahniuk. La descubrí cuando tenía 16 años, una noche de verano como esta, cuando, después de un año detrás de ella, por fin pude alquilarla en VHS. Al instante se convirtió en mi película favorita, y me inspiró para un relato corto al que empecé a darle vueltas esa misma noche y que empecé a escribir al día siguiente.

El Club de la Lucha es una película que no deja indiferente a nadie. Fue muy criticada en su día por varias razones. La principal: que no la entendieron. Su ácido mensaje, su crítica a la sociedad moderna, no es algo que solamos ver en muchas producciones de Hollywood, y no suele ser bien asimilada por cerebros simples. Y meter como uno de los actores principales al guaperas Brad Pitt, lejos de restarle nivel a la obra, yo lo considero un acierto, ya que de esta forma el mensaje llegará a un mayor número de gente: esas quinceañeras descerebradas cuyo único propósito era ver a su ídolo de ojos azules con el torso al descubierto, sudoroso y peleando, y que acabaron escuchando la confesión anónima de un joven esclavo oficinista y su revolución particular.

El narrador de la historia, interpretado por Edward Norton, decide acudir a grupos de ayuda para personas con enfermedades terminales haciéndose pasar por un enfermo más, con el fin de aliviar su insomnio. Abrazarse a otros y llorar hace que por fin pueda conciliar el sueño. Sin embargo, aparece una impostora como él, Marla Singer (Helena Bonham Carter), y de nuevo vuelve a caer en el insomnio. En uno de sus viajes de negocios coincide en el avión con Tyler Durden (Brad Pitt), un tipo bastante singular que acaba por convertirse en su mejor amigo. Al volver a casa, el narrador descubre que su apartamento y todas sus posesiones materiales han volado por los aires al haberse dejado la llave del gas abierta, por lo que acaba yéndose a vivir con Tyler en una ruina de casa. Éste le expone su peculiar ideología (a veces contradictoria, todo hay que decirlo), y ambos forman un club secreto en el que cada noche, en el sótano de un bar, hay peleas entre hombres no con el fin de ganar o perder, sino el de desahogarse de la angustiante rutina y de las promesas incumplidas de la vida.

Sin embargo, las pelas no son tan relevantes en la trama como lo que puede parecer en un principio. De hecho, es lo de menos. Lo principal en la historia es la relación del narrador con Tyler, la relación de Tyler con Marla, y la situación del narrador como intermediario entre ellos. Todo esto, los demoledores discursos de Tyler y el apocalipsis mental del final hacen que el guión de Jim Uhls resulte casi tan brillante como la novela de
Palahniuk, sobre la cual se toma algunas licencias, aunque no demasiadas. Las principales diferencias respecto a la obra original están en el orden de algunos sucesos, la sustitución del nombre Joe por Jack (en referencia a la serie Jack y Jill), la inevitable supresión de algunos pasajes así como de otro emblemático personaje, el mecánico (cuyos discursos sobre Dios fueron puestos en boca de Tyler Durden para que no perder su esencia), y un desenlace más breve. No obstante, el guión conserva muy bien el espíritu de la novela.

Técnicamente la película también resulta innovadora. David Fincher imprime un tratamiento visual bastante imaginativo (como pudimos ver en la irregular Zodiac), una atmósfera escabrosa a la par que colorista, y un montaje muy dinámico. Es la única película que ha utilizado el tiempo-bala en una escena de sexo, lo que hace que ésta, lejos de parecer gratuita, resulte atractiva cinematográficamente. La electrónica banda sonora está compuesta e interpretada por el dúo The Dust Brothers (Michael Simpson y John King), un trabajo igual de ácido que la película.

Del reparto, lo único que puedo decir es que están todos estupendos. Norton cumple a la perfección su papel de hombre simple y cabreado al mismo tiempo. Helena BonhamCarter consigue hacer creíble su desalentada fumadora empedernida. El irónico y chulesco Tyler Durden es sin duda el papel más interesante de Brad Pitt en toda su carrera. Como secundarios encontramos al cantante de rock Meat Loaf que al haberse curtido también como actor durante años no hace un mal trabajo, y otro guaperas para las niñas, Jared Leto cuyo papel no da para mucho aunque también cumple.

En definitiva, El Club de la Lucha es una película original, sorprendente, divertida y, sobre todo, polémica. Si vives acomodado en tu estabilidad profesional, te preocupa la moda, eres conservador, cristiano, consumista y defensor de los valores familiares, ni te atrevas a contemplarla.

Os dejo un vídeo de la película que monté para un amigo que tenía que exponer un trabajo de clase sobre los mensajes subliminales. Es una buena muestra de lo ácida que puede llegar a ser.


domingo, junio 22, 2008

Hulk contra la masa

Anoche fui a ver El Increíble Hulk y se confirmaron mis temores: se han cargado la que para mí es una de las mejores adaptaciones de Marvel a la gran pantalla sólo por darle al público lo que pide.

Hulk (2003) del curioso director Ang Lee fue una buena película por desgracia infravalorada. No caía en el infantilismo y la acción gratuita como Daredevil o Los Cuatro Fantásticos, sino que prestaba más atención a los personajes y sus relaciones, y contaba el conflicto de un hombre consigo mismo y con sus raíces. Contaba con un buen reparto encabezado por Eric Bana (Munich), Jennifer Connelly (Réquiem Por Un Sueño), Nick Nolte (El Cabo del Miedo),Sam Elliott (El Gran Lebowski) y Josh Lucas (American Psycho). La banda sonora estaba a cargo del gran Danny Elfman, quien como de costumbre hizo un gran trabajo, incluso tuvo la osadía de en acompañar las imágenes de helicópteros militares sobrevolando el desierto con cánticos árabes plena guerra de Irak.
El diseño de la criat
ura era realmente bueno, tenía profundidad, no parecía una mera animación digital pegada sobre la imagen. La acción tardaba en asomar, pero cuando llegaba su momento no daba un respiro. Cuando veías a la mole verde luchar en el desierto contra las fuerzas armadas suplicabas que hiciera cosas cada vez más bestiales, y así sucedía, por lo que no me decepcionó en absoluto. Pese a todo, la visión de Hulk de Ang Lee causó el descontento del público mayoritario, el cual esperaba algo más en la línea de Spiderman y no del épico Superman de Richard Donner.

Debido a esto, los productores se propusieron dar un "lavado de cara" al héroe verde y ajustarse a las exigencias del público. El resultado os lo podéis imaginar: una película para recrearse la vista y no el intelecto. Lo primero que hicieron, por supuesto, fue prescindir del taiwanés Ang Lee, y en su lugar contrataron a francés Louis Leterrier
, responsable de aquella "obra maestra" que fue Transporter 2.

Así nació El Increíble Hulk (2008), una pseudosecuela que corta por completo con su anterior entrega. Pero no por ello es más fiel al cómic original, sino que parece un remake de la serie de televisión. El reparto se ha cambiado por completo, el único actor que repite papel es Lou Ferrigno, quien interpretó a Hulk en la serie, y que en ambas películas hace un cameo como guardia de seguridad musculoso. Ferringo además, interpreta la voz de la criatura en los pocos momentos en los que habla, cualidad que no tenía en la anterior. Y no es la única licencia que se toma esta nueva versión, sino que también en el prólogo muestra un origen distinto de Hulk: Bruce Banner no fue irradiado por rayos gamma accidentalmente para salvarle la vida a un compañero, sino que lo hizo voluntariamente experimentando consigo mismo, como en la serie de televisión.

Esta vez el Dr. Banner es interpretado por Edward Norton (El Club de la Luch
a), de quien dicen las malas lenguas que aceptó trabajar en el proyecto sólo después de que le dejaran reescribir el guión, además de que intervino en el montaje final de la película. Norton, he de reconocerlo, hace un mejor trabajo que Eric Bana, pero tampoco lo da todo, y en ocasiones lo veo casi desganado. Lo mismo parece suceder con William Hurt, quien sustituye a Sam Elliott como el General Ross, personaje por cierto que en esta entrega se ve más ambicioso y antipático, pareciendo una mezcla de sí mismo y Talbot, el personaje de Josh Lucas en la anterior. La peor parada es Liv Tyler (El Señor de los Anillos), a la que en comparación Jennifer Connelly se come con patatas como la Dra. Betty Ross. Completa el reparto el gran Tim Roth (Reservoir Dogs) como Abominación, y que, al igual que Hurt, no hace un mal trabajo pero tampoco parece estar en su mejor momento.

Y como ya he dicho, la trama queda como algo secundario en pro de la acción palomitera. Tal es el caso, que cuando Bruce regresa de Sudamérica a Estados Unidos se encuentra con que Betty ha rehecho su vida y está saliendo con un psicólogo interpretado por Ty Burrell (el capullo d
e Steve en Amanecer de los Muertos), pero cuando ambos se reencuentran, el psicólogo deja de existir sin que Betty arregle las cosas con él antes de volver con Bruce, no se vuelve a saber de él. Supongo que una escena que de humanidad a los personajes no es necesaria, es más importante mostrar a Hulk destrozando camiones acorazados. En esta entrega la violencia ha aumentado considerablemente, y mientras en la primera la diversión radicaba en que el héroe verde hacía uso de su fuerza bruta sin matar a nadie, en ésta vemos cómo hace explotar tanques y helicópteros, así como pegar unas sacudidas a los soldados que seguramente los dejarán paralíticos si no los matan. El final deja bastante claro que habrá una tercera entrega, incluso sabemos ya quién será el villano.

Parece que la cosa va a seguir en la misma línea mucho tiempo.
En general resulta entretenida, sí, pero no hay color (verde en este caso) si la comparamos con la de Ang Lee. Podríamos decir que El Increíble Hulk es a la saga lo que Superman II de Richard Lester fue a la del hijo de Krypton. Es lo que el público quiere, no lo que un director quiere ofrecer.