jueves, mayo 29, 2008

Confusion will be my epitaph


The wall on which the prophets wrote
Is cracking at the seams.
Upon the instruments of death
The sunlight brightly gleams.
When every man is torn apart
With nightmares and with dreams,
Will no one lay the laurel wreath
As silence drowns the screams.

Between the iron gates of fate,
The seeds of time were sown,
And watered by the deeds of those
Who know and who are known;
Knowledge is a deadly friend
When no one sets the rules.
The fate of all mankind I see
Is in the hands of fools.

Confusion will be my epitaph.
As I crawl a cracked and broken path
If we make it we can all sit back
And laugh.
But I fear tomorrow Ill be crying,
Yes I fear tomorrow Ill be crying.

4 comentarios:

The leper dijo...

Este es uno de los grupos favoritos de mi padre, de hecho escuche algunas de sus canciones cuando era niño aunque la verdad nunca me llamaron a la atencion deibido a que mis gustos musicales son diferentes reconosco que su musica es muy buena. Saludos

Sephiroth XI dijo...

A mi padre también le gustaban mucho. De joven era un tío auténtico, le gustaba King Crison, Pink Floyd, Led Zeppelin, The Alan Parson's Proyect... Pero ahora lo que escucha es David Bisbal, que no sé si tendréis la desgracia de conocerlo en México. Dice que con la edad uno se vuelve más tolerante, pero uf, eso ya es demasiado, ¿no crees? Una cosa es tolerar la música que o te gusta y otra es cambiar de registro por completo.

Yo tengo clara la diferencia entre que algo sea bueno y que algo me guste. Por ejemplo reconozco que Bad Taste es malísisma, pero me encanta, y Ciudadano Kane es una obra maestra, pero me aburre, y con la música igual. Objetivamente King Crimson es calidad, independientemente de que a uno le guste o no. Me alegro de que tú también lo veas así. Un saludo.

Miss Lay-an-Egg dijo...

En mi casa también se escuchaba música de calidad: Doors, Dire Straits, Led Zeppelin, Deep Purple... Crecí con todos ellos y amando el rock, el heavy. Pero King Crimson...
No, no los conocían en casa y nunca tuve la suerte de escucharlos en el coche, al igual que con otros grandísimos grupos como Dream Theater. Mi padre nunca me habló de ellos, ni siquiera sabía quiénes eran.
Mi tio rockero sí conocía en cambio a King Crimson, los llamaba "dinosaurios de la múscia", aunque nunca se había comprado un disco. Se sorprendió mucho cuando se los mencioné, una música ahora tan minoritaria y de hacía tantos años... ¿Niña, de dónde has sacado esto? No teníamos ni tu edad cuando este disco salió a la calle!
Y es que en mi caso los había conocido a través de los colegas, juntos descubrimos una música que ya tenía 30 años (este año, 40) y que nos volvía locos. Qué suerte tuvimos cuando los pudimos ver en concierto en Valencia hace tan sólo seis años!
Para nosotros siguen siendo los amos, tenemos los cd's siempre cerca y no nos cansamos de escucharlos. Sobre todo el primer disco que sacaron. In the Court of the Crimson King es sencillamente excepcional, y como tal nunca dejamos de disfrutarlo: en casa, en el coche, y también en el móvil, por si acaso fallaran las dos primeras opciones.
Supongo que algún día habrán niños pequeñitos por aquí, y ellos también harán los viajecitos en el coche con King Crimson de fondo ^^

Sephiroth XI dijo...

Bienvenida, Miss Lay-an-Egg, y perdón por la tardanza en responder.

Me alegro de que tengáis planeado continuar con la "tradición", yo pienso hacer lo mismo con mi ahijado que acaba de nacer. Al menos hay que enseñarles lo que hay y que tengan la oportunidad de elegir, en lugar de que se traguen únicamente lo que muestran los medios de comunicación.

Un saludo.