domingo, julio 27, 2008

Llámeme Rhona


Una zona de la isla de Inglaterra asolada por un virus mortal, devastada y puesta en cuarentena, y no, no es
28 Días Después. Un muro levantado para contener el virus, abandonando a su suerte a los que quedan dentro, una heroína muy vacilona, y no, no es Resident Evil 2: Apocalipsis. Un soldado tuerto de un futuro distópico enviado a adentrarse en una zona vallada y devastada de la que no hay salida para rescatar a alguien, teniendo que cumplir un estricto plazo para el beneficio de los mandamases, y no, no es 1997: Rescate En Nueva York. Una mujer que ya vivió en sus propias carnes la peor de las pesadillas, y que ahora debe regresar a la cabeza de un equipo de soldados con vehículos futuristas, y no, no es Aliens: el Regreso. La anarquía total tras una catástrofe, cuyos supervivientes se organizan en tribus, el hombre devorando al hombre, la ley del más fuerte, persecuciones por carretera de llamativos vehículos que conducen por la izquierda, y no, no es Mad Max.

Ese es más claro y uno de los pocos problemas que tiene la nueva cinta de Neil Marshall, Doomsday, su tremendo parecido con otras películas. Sin embargo, al igual que nuestro A.J. Bayona, Marshall no oculta sus influencias. El director británico ya nos demostró con Dog Soldiers y sobre todo con The Descent, una joya de la serie B actual, que era capaz de darle un soplo de aire fresco al cine fantástico. Sin embargo, en Doomsday opta por hacer un homenaje en toda regla a los clásicos 1997: Rescate en Nueva York de John Carpenter y Mad Max de George Miller, y esto se agradece mucho más que cualquier remake profanador. No en vano, dos de los miembros del equipo de soldados liderado por una espectacular Rhona Mitra (Shooter: El Tirador) se llaman Carpenter y Miller. No obstante, Marshall también aporta momentos memorables, como la escalofriante barbacoa caníbal, o el encuentro de sopetón con mi añorada estética tecno-místico-futurista que sólo se han atrevido a usar en películas desafortunadas como Beowulf de Christopher Lambert (en la que también aparece Mitra) o la entretenida pero castigada por la crítica El Imperio Del Fuego.

Doomsday
cuenta con un reparto de lujo. La ya citada Rhona Mitra, Bob Hoskins (¿Quién engañó a Roger Rabbit?), el mismísimo Malcom McDowell (La Naranja Mecánica), y tres caras conocidas en la filmografía de Marshall: Sean Pertwee (Horizonte Final), Nora-Jane Noone (The Descent) y Craig Conway (Dog Soldiers), el cual interpreta al desquiciado Sol, que parece una mezcla de Wez y el Duque de Nueva York. La banda sonora también es de alta factura, a cargo del compositor Tyler Bates, responsable de las impecables partituras de Amanecer De Los Muertos y 300, por lo que era de esperar un buen trabajo en melodías de acción y desolación.

En definitiva, Doomsday es una película hecha por y para frikis. Si te gusta la ciencia-ficción ochentera, los parajes post-apocalípticos, el gore y la acción pura, quedarás más que satisfecho.

5 comentarios:

The leper dijo...

Gore, apocalipsis y violencia creo que tengo que ver esta pelicula, aunque no se si ya salio por aca necesito revisar los estrenos tanto en cartelera como del videoclub. Que bueno que andas por aca de nuevo ya se te extrañaba. En cuanto a las peliculas restantes de hellraiser no te pierde de mucho lo unico rescatable es el sonido y la musica que la verdad son muy buenos. Que estes bien y nos vemos.

Señor Oscuro dijo...

Al menos no oculta sus, digamos, "orígenes", y lo del homenaje a Mad Max de Mel Gibson sabes que es lo que más me ha gustado del post xDDD

Sephiroth XI dijo...

The leper: Pues ya ves, sigo vivo, más o menos. Doomsday nunca será una gran película, pero entretenimiento tiene para rato. Su estreno en Reino Unido fue en marzo, así que con un poco de suerte, en México ya la tendrás en videoclubs. Un saludo.

Señor oscuro: Mientras veía la película me acordé de ti. Yo creo que te gustará, imagina las persecuciones a lo Mad Max pero ordadas con las técnicas de hoy en día.

Llámame Sserpiente dijo...

Que buen artículo RP, sólo podría venir de un cinéfilo como tú, que le toca muy de cerca.
Sólo por mantener vivas esas cintas que nos dieron tanto, se gana algo nuestro.


¡Sí, eres el número 1, el R****! Eres el R****… El número 1. Sigue así.

Sephiroth XI dijo...

Jajaja. Gracias, Ssepiente, pero no creo que pueda compararme con el Duque de Nueva York, Isaac Hayes es demasiado cool (hoy mismo acabo de verlo mientras desayunaba en el capítulo de intento de boda funky de El Príncipe de Bel-Air).