martes, septiembre 23, 2008

Carta a Arturo Pérez-Reverte

No ha habido forma de encontrar el correo electrónico de Arturo Pérez-Reverte, así que al final he optado por publicar aquí una carta dirigida a él en respuesta a cierto artículo bastante desagradable, con la esperanza de que algún llegue a leerla.

Estimado don Arturo.

Déjeme decirle de antemano que un amigo mío es un gran admirador de sus novelas, y que seguramente me llevaré una regañina por su parte cuando le cuente que me he atrevido a replicarle a usted en esta carta. Le escribo en respuesta a su artículo que publicó en marzo de 2008 en XLSemanal sobre la Marcha Zombi por Madrid (ojo, no Orgullo Zombi, ese es el nombre que en un principio tuvo la movida y que decidimos cambiar al considerarlo poco acertado). Como imaginará, me he sentido aludido por el artículo, ya que soy uno de los organizadores de este evento.

He de reconocer que soy joven, por tanto inexperto, y no he visto tanto mundo como usted. Solamente he presenciado tales carnicerías a través de los medios de comunicación, nunca me ha golpeado en la cara un chorro de sangre caliente ni el hedor de una fosa común, y dentro de lo posible, prefería que la cosa siguiera así. Pero eso no quiere decir que no sea consciente de que todas esas cosas que usted describe en su artículo, y en las cuales se recrea con cierta ironía, ocurren día a día en este mundo tan bonito en el que vivimos.

Supongo que, dada su situación, nunca le habrán entusiasmado demasiado el terror y el gore. Reconozco que a mí también me repugnan algunas películas del género. Holocausto Caníbal la vi una sola vez con mucho esfuerzo y no he querido repetir la experiencia, y lo mismo con Gomia, Zombie 3 y otras abominaciones bizarras que se consideran clásicos, que nunca entenderé qué pueden ver en ellas a parte de un colosal derroche de tomate y más cosas bonitas que no querrá que le describa. Sin embargo, hay un director, George A. Romero, que demostró al mundo que las películas de zombis podían tener argumento y más aún, que éste podía ser bueno. De tal forma que en su filmografía encontramos críticas al conservadurismo estadounidense (La Noche de los Muertos Vivientes), al consumismo de la sociedad moderna (Zombie: Amanecer de los Muertos) o a la brutalidad de la clase militar (El Día de los Muertos).

Pues bien, tras esta pequeña lección de cine de terror, le aclararé que el lema de la marcha no es “Sangre, sangre, dame más sangre”, sino homenajear a este director de cine del cuál somos admiradores. Nuestra intención no era mofarnos de las masacres del mundo, ni mucho menos perjudicar a quienes las hayan presenciado con sus propios ojos. Si ha sido así, mis más sinceras disculpas. Mire que odio el argumento que hoy todo el mundo se saca de la manga de “si no te gusta no lo veas”, para mí es como si me dicen “si no te gusta que vendan droga en tu barrio no compres tú”, pero si vernos desfilar por Madrid le va a traer tan malos recuerdos, le recomiendo que nos evite. Si así lo desea le informaré con tiempo del itinerario que tomaremos para que avise a quien vea pertinente. De esta forma, si se encuentra con nosotros, no será fortuitamente ni de sopetón. Sólo será un día al año, el resto del tiempo podrá pasear tranquilo.

Atentamente:
R.P. Sephiroth

P.D: El hecho de que discrepe con usted en este artículo no quiere decir que lo haga siempre, estoy bastante de acuerdo con sus opiniones sobre mi ciudad, Sevilla.

2 comentarios:

Ruluque dijo...

Muy buena respuesta sobre todo en lo referente a recordar que Romero es ante todo un critico y no conviene confundirlo con la ingente cantidad de mierda gorecutrematografica que existe



Vivimos en un mundo que nos insensibiliza constantemente, y antes que en ningun otro lugar en los medios informativos no se de que se asusta este hombre dada la experiencia a su espalda, la marcha zombi es una gilichorrez cualquiera como puede ser Jalobuin, es una fieshhta/homenaje no veo el daño visual,moral u psicologico que pueda provocar un puñado de chavales ataviados con gofres pintados de rojo en comparacion con el poco tino y el amarillismo derrochado por la mayoria de los "informativos" de las 15:00 (horario infantil)

Yo soy un fan del genero zombi porque es una oda a la supervivencia un estimulo imaginativo al ego aventurero que nos enfrenta al miedo a nosotros mismos y que nos recuerda que vivimos en un mundo que ya se a ido al carajo y exceptuando a los muertos reanimados poco difiere la realidad de la ficcion

Sephiroth XI dijo...

Gracias, colega. La verdad es que tienes razón, creo que lo primero que nos insensibiliza son los medios de comunicación. Si bien su función es la de hacernos saber las cosas tan horribles que pasan en el mundo, también parecen ir buscando el morbo en algunas ocasiones. Ya escribí algo parecido hace algunos meses:
elblogdesephiroth.blogspot.com/2008/04/enfermedad-humana.html

A mí también me gustan las películas de zombies por eso, te despiertan el instinto de supervivencia.