martes, enero 29, 2008

MZM08


Lo antes conocido como Día del Orgullo Zombie ahora se llama Marcha Zombie por Madrid, aunque el espíritu sigue siendo el mismo: homenajear al gran George A. Romero.

Para más información visitad www.marchazombi.es

jueves, enero 17, 2008

El virus de la ninfomanía


Llevo más de un mes sin postear, así que ya va siendo hora. ¿Y qué queréis que os diga? Estoy falto de inspiración, y encima la poca que tengo se me desvía hacia otras cosas. Estoy escribiendo el guión de Abandomoviez: La Película (sí, como lo oís), una idea que surgió estas navidades como inocentada pero que está aflorando como proyecto real. Se supone que estoy con eso, pero anoche mientras me duchaba se me ocurrió una idea y ahora no paro de darle vueltas.

Imaginad un virus similar al de 28 Días Después, pero que lo que hace no es disparar la agresividad de las personas convirtiéndolas en zombies rabiosos, sino activar los impulsos sexuales de forma descontrolada. Este virus se transmitiría por contacto sexual y por la sangre, y sus efectos se notarían en un corto periodo de tiempo. Lo que haría sería enajenar complétamente al sujeto infectado, reduciéndolo a un único impluslo: follarse a todo lo que se mueva y no esté contagiado. Imagina lo dantesco que sería salir a la calle y descubrir que todos se están violando unos a otros, y un grupo de tres o cuatro personas con los ojos en blanco y emitiendo una mezcla de rugidos de rabia y gritos orgásmicos corre hacia ti con la intención de arrancarte la ropa. Lo sé, soy un desviado.

Es una idea grotesca, lo admito, icluso yo mismo me asusté de las cosas que se me ocurren (y no es la primera vez que me pasa). Pero pensad bien qué papel tiene el sexo en la sociedad actual. Prácticamente todo en los medios guarda alguna relación con nuestro instinto reproductivo. Siempre se busca a cantantes, actores y presentadores atractivos. La mayoría de las letras de las canciones de pop, pensadas para los jóvenes y adolescentes, hablan del amor, aunque para ellos eso no es sino un vehículo para perder la virginidad. Y bueno, ya ni hablemos del cybersexo, las descargas de porno y todas esas cosas tan útiles que nos han traido las nuevas tecnologías. Resumiendo: vivimos en una sociedad hedonista, en la que el placer físico supone la satisfacción absoluta. ¿Pero y si todo eso se volviera contra nosotros?

Creo que ya está pasando algo parecido, no tenemos más que analizar lo que podemos encontrar en internet. Material pornográfico con gordas ballenudas que no pueden ni levantarse de la cama, con animales, con niños, con viejas, con embarazadas, y ese fenómeno social que ha sido 2girls1cup. ¿Qué coño pasa con la raza humana? Cualquier día va a salir alguien a quien le excite la cara de la luna.

Os dejo aquí las posibles consecuecias del cybersexo. Tened cuidado.