domingo, septiembre 28, 2008

In-A-Gadda-Da-Vida


Lilith se exigía demasiado y Adam se cansó de ella, así que la mandó a paseo. Quería una chica menos complicada. Dios, que es un tío enrollado, le quitó una costilla y con ella creó a Eva. Con ella se lo pasaba bomba. Todo el día tirados en ese agradable jardín, o jugueteando, o pegándose buenos revolcones con roce incluido. Allí podían hacer de todo, siempre y cuando no incordiaran a la fauna ni estropearan la flora del jardín. Había dos árboles bien vistosos: el árbol de la vida y el árbol de la sabiduría. Del segundo Adam y Eva tenían prohibido comer sus frutos. Pero ya sabéis cómo son estos chavales, basta que les digas algo para que hagan todo lo contrario. Además, empezaron a dejarse influir malas compañías, una embaucadora serpiente que rondaba por allí. Total, que al final desobedecieron. Dios se cogió un buen mosqueo, como es lógico. Si van a vivir a su costa, qué menos que amoldarse a sus normas, ¿no? Puso a los dos de patitas en la calle, que se las apañaran solos. Y así Adam y Eva, y sus descendientes, tuvieron que buscarse la vida... hasta hoy.

Y viendo el rumbo que está tomando mi generación, me doy cuenta de que muchos hubieran preferido que Adam y Eva no hubieran mordido el fruto del árbol de la sabiduría, que el hombre no hubiera adquirido el discernimiento entre el bien y el mal, y por tanto el libre albedrío. Serían capaces de renunciar a todo ello con tal de poder pasarse la vida mantenidos bajo la protección paterna, vagueando y echando polvetes día sí, día también.

Sé que tenemos complicaciones para encontrar nuestro primer empleo, y muchas más para adquirir una vivienda, pero joder, hagamos algo a parte del puto botellón, ver Gran Hermano y hablar por Messenger. Luego nos pesará en la conciencia, cuando seamos viejos y nos estemos muriendo en un asilo roñoso, haber desperdiciado nuestra vida.


jueves, septiembre 25, 2008

¡Ay omá qué rica!


Anoche vi el primer episodio de
Plutón B.R.B. Nero (o Plutón Verbenero si se prefiere), la esperada serie de ciencia-ficción realizada por Alex de la Iglesia (El Día de la Bestia, La Comunidad), director que siempre anda a medio camino entre la parodia y el homenaje. La serie tampoco es que sea algo fuera de serie (valga la redundancia), es una divertida mezcla de Star Trek, Acción Mutante y Enano Rojo. pero resulta innovadora para lo que se ve ahora en televisión (aunque reconozco que no veo mucha). No te hará estallar a carcajadas, pero entretiene.

En el reparto vemos caras conocidas de la filmografía del director, como Enrique Villén (Crimen Ferpecto), Manuel Tallafé (800 Balas) o Enrique Martínez (Los Hombres de Paco). Encontramos también a Carlos Areces (el joven Rappel de Muchachada Nui) y Antonio Gil (Chocolat). Pero quien me ha llamado la atención es la joven actriz Carolina Bang.

Lo sé, ya soy mayorcito para estas tonterías, y seguramente me veáis como un patético pajillero o peor aún, como un acosador en potencia, pero me he quedado prendado de esta chica como un colegial. Habrá actrices mucho mejores que ella, sí, y más monas, también, pero esta chica ha despertado mi fetiche: las barrigas. Dios, cuando la vi pasear por la nave con esa camiseta corta que le dejaba el ombligo al aire, el corazón se me puso como loco. Aquella era la tripita ferpecta: no era plana como una tabla pero tampoco era fofa, sobresalía algo muy sutil, casi una insinuación de barriga.

En fin. Álex tu serie es más que correcta, pero mucho me temo que
si llego a aficionarme a ella será por Lorna, la androide científico. Tenga usted buen provecho, Capitán Valladares.


martes, septiembre 23, 2008

Carta a Arturo Pérez-Reverte

No ha habido forma de encontrar el correo electrónico de Arturo Pérez-Reverte, así que al final he optado por publicar aquí una carta dirigida a él en respuesta a cierto artículo bastante desagradable, con la esperanza de que algún llegue a leerla.

Estimado don Arturo.

Déjeme decirle de antemano que un amigo mío es un gran admirador de sus novelas, y que seguramente me llevaré una regañina por su parte cuando le cuente que me he atrevido a replicarle a usted en esta carta. Le escribo en respuesta a su artículo que publicó en marzo de 2008 en XLSemanal sobre la Marcha Zombi por Madrid (ojo, no Orgullo Zombi, ese es el nombre que en un principio tuvo la movida y que decidimos cambiar al considerarlo poco acertado). Como imaginará, me he sentido aludido por el artículo, ya que soy uno de los organizadores de este evento.

He de reconocer que soy joven, por tanto inexperto, y no he visto tanto mundo como usted. Solamente he presenciado tales carnicerías a través de los medios de comunicación, nunca me ha golpeado en la cara un chorro de sangre caliente ni el hedor de una fosa común, y dentro de lo posible, prefería que la cosa siguiera así. Pero eso no quiere decir que no sea consciente de que todas esas cosas que usted describe en su artículo, y en las cuales se recrea con cierta ironía, ocurren día a día en este mundo tan bonito en el que vivimos.

Supongo que, dada su situación, nunca le habrán entusiasmado demasiado el terror y el gore. Reconozco que a mí también me repugnan algunas películas del género. Holocausto Caníbal la vi una sola vez con mucho esfuerzo y no he querido repetir la experiencia, y lo mismo con Gomia, Zombie 3 y otras abominaciones bizarras que se consideran clásicos, que nunca entenderé qué pueden ver en ellas a parte de un colosal derroche de tomate y más cosas bonitas que no querrá que le describa. Sin embargo, hay un director, George A. Romero, que demostró al mundo que las películas de zombis podían tener argumento y más aún, que éste podía ser bueno. De tal forma que en su filmografía encontramos críticas al conservadurismo estadounidense (La Noche de los Muertos Vivientes), al consumismo de la sociedad moderna (Zombie: Amanecer de los Muertos) o a la brutalidad de la clase militar (El Día de los Muertos).

Pues bien, tras esta pequeña lección de cine de terror, le aclararé que el lema de la marcha no es “Sangre, sangre, dame más sangre”, sino homenajear a este director de cine del cuál somos admiradores. Nuestra intención no era mofarnos de las masacres del mundo, ni mucho menos perjudicar a quienes las hayan presenciado con sus propios ojos. Si ha sido así, mis más sinceras disculpas. Mire que odio el argumento que hoy todo el mundo se saca de la manga de “si no te gusta no lo veas”, para mí es como si me dicen “si no te gusta que vendan droga en tu barrio no compres tú”, pero si vernos desfilar por Madrid le va a traer tan malos recuerdos, le recomiendo que nos evite. Si así lo desea le informaré con tiempo del itinerario que tomaremos para que avise a quien vea pertinente. De esta forma, si se encuentra con nosotros, no será fortuitamente ni de sopetón. Sólo será un día al año, el resto del tiempo podrá pasear tranquilo.

Atentamente:
R.P. Sephiroth

P.D: El hecho de que discrepe con usted en este artículo no quiere decir que lo haga siempre, estoy bastante de acuerdo con sus opiniones sobre mi ciudad, Sevilla.

miércoles, septiembre 03, 2008

Atolladero en DVD


Supongo que muchos de vosotros no conoceréis Atolladero, un western futurista español basado en un cómic de Óscar Aibar, quien también escribe y dirige la adaptación cinematográfica. La película está protagonizada por Pere Ponce, el Padre Eugenio de Cuéntame, y también participan Joaquín Hinojosa (Herederos), Benito Poncio (La Gran Aventura de Mortadelo y Filemón), Ariana Gil (El Laberinto del Fauno), los fallecidos Carlos Lucas (Airbag) y Félix Rotaeta (Tiempos Mejores), y el cantante Iggy Pop (aquel que ponía ritmo a la carrera de Renton por escapar de la policía al principio de Trainspotting), el cual además interpreta el tema central de la película Atolladero Song, junto al compositor Javier Navarrete (El Espinazo del Diablo, El Laberinto del Fauno).

Pues sí, sé lo que estás pensando. ¿Cómo es que no conocía esta película hasta que el bueno de Sephiroth me ha puesto al corriente? Es una buena pregunta. Yo lo que creo es que no recibió el apoyo adecuado de una distribuidora, así que hoy, trece años después de su estreno, somos pocos los que nos acordamos de ella. Supongo que en aquella época, a excepción del cine de Álex de la Iglesia, las comedias horteras eran lo único rentable en España (y por desgracia, la cosa no han cambiado mucho desde entonces), así que películas como esta, que se salen de lo normal o al menos lo intentan, eran vistas con recelo por las distribuidoras.

De los que nos acordamos de esta rareza del cine español, seguro que a muchos nos gustaría una edición especial en DVD, con comentarios del director, entrevistas, documentales y todas esas delicias que nos gustan tanto a los cinéfilos. Pero parece que eso no llegará nunca, así que mientras las distribuidoras se deciden, me ha dado por elaborar una edición sencilla que quisiera compartir con vosotros. Lo sé, esto es piratería y los hombres de negro podrían venir a incordiarme, pero al fin y al cabo, ¿qué derecho tienen ellos, si es un producto que no se explota en el mercado? Esto no quiere decir, por supuesto, que no respete el trabajo de los responsables de la película, todo lo contrario, únicamente pretendo darles lo que las distribuidoras y los hombres de negro no les han dado: la oportunidad de difundir su obra en formato digital. No obstante, si el propio Óscar Aibar o cualquier otro miembro del equipo me pide que retire los enlaces, lo haré sin problemas. Del mismo modo, también lo haría si algún día se llega a editar la película en DVD de forma oficial.

Para que nadie se sienta "estafado" con mi trabajo, voy a realizar un análisis tipo ZonaDVD.

DATOS TÉCNICOS:

Duración: 1h 38m 30s
Menús animados
Selección de escenas

Características de vídeo:

- Relación de aspecto : 16:9 (panorámico)
- Compresión: MPEG-2
- Modo de vídeo: 625/50 (PAL)
- Resolución: 720x576 (625/50)
- Calidad: 9.64 Mbps

Características de audio:

- Pistas de audio: 1 (español)
- Modo de codificación: Dolby AC-3
- Canales de audio: 2.0
- Calidad: 48kHz, 192.00 Kbps

IMAGEN:

El máster del que he partido es una cinta VHS en catalán pasada a DivX, por lo que mucho de los rótulos están en ese idioma. La imagen carece de defectos de celuloide.y los colores se reproducen fieles a la fotografía de Carles Gusti, en la cual reina un toque amarilleno y anaranjado en la línea de los westerns.

Con respecto al máster, la trasferencia a DVD no es espectacular pero sí satisfactoria. Dado el origen de la imagen se resiente bastante la definición, perjudicando sobre todo a los planos largos que abundan en la película. Con una elevada tasa de bitrate de 9,64 mbps, no hay defectos de compresión de gravedad, sólo los que puede esperarse de un DivX hinchado a MPEG-2, en este caso un leve grano que acompaña a toda la película sin llegar a ser molesto y algunos macrobloques. No obstante, estos defectos son inapreciables en una televisión convencional, percibiéndole sólo en pantallas HD. En definitiva, es una imagen limitada pero limpia.


SONIDO (VERSIÓN ORIGINAL):

La versión castellana que encontré provenía también de un VHS pasado a DivX, aunque se conservaba bastante peor que la versión en catalán, ya que no se trataba de una cinta original, sino de una grabación domestica de TVE2 en una cinta gastada.

Para el DVD, opté por hacer lo que se dice un trabajo de chinos: montar el audio, dejando el sonido en catalán y sustituyéndolo por el español únicamente en los momentos de diálogos. Por consecuencia, la mayoría de efectos de sonido y la música de Javier Navarrete suenan nítidos, mientras que las voces de los actores tienen un efecto enlatado, aunque se siguen sin problemas. He procurado comprimir el audio lo menos posible para conservar la calidad, así como respetado su formato estéreo 2.0. El resultado es un sonido bastante correcto.

Por desgracia, los medios de que disponía para crear el DVD no me permitían introducir una pista de audio alternativa, por lo que carece de doblaje catalán.

VALORACIÓN GLOBAL:

Con un detalle pobre en la imagen, una única pista de audio y una total ausencia de extras, si este DVD estuviera en el mercado, sin duda sería para tirárselo a la cara a la distribuidora. No obstante, se trata de un trabajo casero hecho desinteresadamente por un admirador de la película. Así que, mientras no haya a la vista nada mejor (y esperemos que sí lo haya), aquí tenéis una buena oportunidad para descubrir esta pequeña joya.

Enlaces eD2K:

1. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_1.VOB
2. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_2.VOB
3. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_3.VOB
4.Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - VTS_01_4.VOB
5. Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - Resto.rar





NUEVO: Tutorial para grabar el DVD

Como algunas personas me han dicho que no saben cómo grabarse la película en un DVD una vez descargada, voy a publicar aquí un pequeño tutorial sobre cómo hacerlo en 6 sencillos pasos:

1- Descomprimid la carpeta VIDEO_TS del archivo WinRar y pegadla en el escritorio o donde queráis.

2- Pasad a esa carpeta los archivos VOB del 1 al 4.

3- A dichos archivos, cambiadles el nombre. Borradles "Atolladero (1995) DVD spanish by Sephiroth_XI - " y dejadles sólo los nombres de archivos VTS ("VTS_01_1", "VTS_01_2", "VTS_01_3" y "VTS_01_4").

4- Abrid el Nero o el programa para grabar DVDs que tengáis. Seleccionad una compilación nueva en formato DVD Vídeo.

5- Pasad todos los archivos de la carpeta VIDEO_TS que creamos en el paso 1 a la compilación del DVD en una carpeta con el mismo nombre (la carpeta AUDIO_TS la dejamos vacía).

6- Seleccionad la velocidad de grabación del disco. Es preferible no dejar la máxima, sino usar la que está justo por debajo. Editamos también si queremos la etiqueta del disco, siempre con letras mayúsculas y con guiones bajos en lugar de espacios.

7- Y listo, ya podemos empezar la grabación. Tardará menos de 15 minutos, y cuando termine (esperad a que se finalice, como los CDs) ya podremos reproducir el DVD en nuestro salón.