miércoles, marzo 11, 2009

Memoria


Era una lluviosa mañana de jueves. Yo estaba encerrado en la biblioteca del instituto, intentando inútilmente prepararme el examen de geografía que tendría dos horas más tarde. Un compañero entró y me vio estudiando, se me acercó con cara de preocupación y me dijo que el examen podía suspenderse por lo de Madrid. "¿No te has enterado? Los de ETA han puesto una bomba en Madrid y hay un montón de muertos". Cabrones, esa fue mi respuesta. Sean del grupo que sean, ¡cabrones!

Los que tenían radio estaban pendientes de las noticias, uno de mis compañeros se fue a su casa porque justamente ese día su padre había viajado a Madrid. Al día siguiente hubo manifestaciones en toda España, las ciudades se inundaron en mares de gente. Apesar de la lluvia, todos acudimos. Como las elecciones estaban próximas, la movilización estuvo marcada también por el carácter político. No sé quiénes fueron peores, si los del PP ocultando que los atentados habían sido perpetrados por radicales islamistas, o el PSOE utilizándolo como socorrida campaña electoral. Y en medio de toda esa parafernalia, las 191 personas que allí perdieron la vida y sus familias destrozadas.

Han pasado cinco años desde entonces, y yo me sigo acordando de aquello como si hubiera sido ayer. Sin embargo, en todo este tiempo aún vemos las cosas oscuras. Queremos que se esclarezca todo de una vez, queremos que dejen de ocultarnos cosas comprometedoras, queremos saber la verdad.

2 comentarios:

El chache dijo...

Todos los politicos actuaron mal esos dias.
Los del PP por tontos, por que no hacia falta que ocultaran que los terroristas eran islamicos, ya que esa banda terrorista no actuo por la guerra de Irak, España estaba amenazada por ellos desde hacia muchisimos años. Decir que Al qaeda puso esas bombas en represalia por la guerra de Irak es como decir que, si francia nos invadiera, por poner un ejemplo, los de la Eta les pusieran una bomba en represalia.
Y muy mal tambien a los señores del Psoe, por utilizar eso como arma politica y por manifestarse y hacer mitines en la jornada de reflexion, en la que supuestamente no se puede hacer campaña politica.
Muy mal todos, y mientas tanto todas esas familias rotas de dolor, que les daba igual quien lo hubiera hecho, ellos solo querian que volvieran a casa sus mujeres, meridos, hijos, hijas, medres, padres...







Un saludete

Sephiroth XI dijo...

Si es que somos unas marionetas, nos manejan como quieren. Eso sí, cuando cabrean a alguien que saben que es peligroso, quien paga el pato somos nosotros. Un saludo.